OTROS SERMONES

Sermones de La Iglesia de Dios

Por Deborah Perkins, Coordinadora General del MBA

Se ha dicho que el Movimiento de la Banda de la Asamblea es el departamento de cuidado pastoral de la Iglesia. Su propósito es asegurarse de que cada miembro de La Iglesia de Dios reciba el debido cuidado. “Para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se interesen los unos por los otros. Por manera que si un miembro padece, todos los miembros á una se duelen; y si un miembro es honrado, todos los miembros á una se gozan. Pues vosotros sois el cuerpo de Cristo, y miembros en parte” (1 Co. 12:25-27). La palabra “en parte” de este texto se usa para identificar o distinguir a miembros individuales de un grupo o clase específico. Con este número especial de La Luz Vespertina dedicado a los jóvenes de La Iglesia de Dios, el departamento del MBA desea animar a estos miembros más jóvenes del Cuerpo de Cristo en la obra de la Iglesia.

Hay muchos versículos de la Biblia que hacen referencia a la juventud:

“Ninguno tenga en poco tu juventud; pero sé ejemplo de los fieles en palabra, en conversación, en caridad, en espíritu, en fe, en limpieza” (1 Ti. 4:12). “¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra” (Sal. 119:9). “Huye también los deseos juveniles; y sigue la justicia, la fe, la caridad, la paz, con los que invocan al Señor de puro corazón” (2 Ti. 2:22). Cuando Saúl fue desechado como rey porque no obedeció al Señor, la Biblia nos dice en 1 Samuel 13:14: “Mas ahora tu reino no será durable: Jehová se ha buscado varón según su corazón, al cual Jehová ha mandado que sea capitán sobre su pueblo, por cuanto tú no has guardado lo que Jehová te mandó” ¡Dios eligió a un joven llamado David! 1 Samuel 16:7, 11-13 dice: “Y Jehová respondió á Samuel: No mires á su parecer, ni á lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová mira no lo que el hombre mira; pues que el hombre mira lo que está delante de sus ojos, mas Jehová mira el corazón. Entonces dijo Samuel á Isaí: ¿Hanse acabado los mozos? Y él respondió: Aun queda el menor, que apacienta las ovejas. Y dijo Samuel á Isaí: Envía por él, porque no nos asentaremos á la mesa hasta que él venga aquí. Envió pues por él, é introdújolo; el cual era rubio, de hermoso parecer y de bello aspecto. Entonces Jehová dijo: Levántate y úngelo, que éste es. Y Samuel tomó el cuerno del aceite, y ungiólo de entre sus hermanos: y desde aquel día en adelante el espíritu de Jehová tomó á David. Levantóse luego Samuel, y volvióse á Rama.” David pudo testificar de la fidelidad de Dios desde su juventud y durante toda su vida. Aunque había cometido algunos errores e incluso le había fallado a Dios, pudo decir: “Mozo fuí, y he envejecido, y no he visto justo desamparado, ni su simiente que mendigue pan” (Sal. 37:25).

En la 23ra Asamblea Anual del 12 al 18 de septiembre de 1928, una recomendación fue hecha a la juventud de la Iglesia: Con referencia al interés de nuestros jóvenes:

Nosotros, su Comité de Asuntos y Preguntas, nos complace hacer una propuesta con referencia a un tema de interés para los jóvenes de la Iglesia en todas partes.

1.- Creemos que nuestros jóvenes podrían ser mucho más felices en el servicio del Señor, de mucho mayor valor para la obra de la Iglesia, y ellos mismos fundamentados y arraigados en la Iglesia, si estuvieran organizados en bandas, para la oración, para el estudio de la Biblia, para el servicio cristiano.

2.- Proponemos que estas bandas sean conocidas como “Líderes Victoriosos”. (Sobre Esta Piedra, Vol. 2. Págs. 315, 316).

La Banda de Líderes Victoriosos está hoy en pleno funcionamiento animando a los jóvenes de la Iglesia al servicio al Señor. ¡Apoyemos en oración a nuestros jóvenes con nuestro apoyo y animémoslos en la obra de la Iglesia de Dios de los últimos días!

¡Ra! ¡Ra! ¡Ra! ¡Por Cristo ganar!

Luchar contra el diablo, ¡sin renunicar!

¡Hagan lo que puedan! ¡Haremos lo que queda!

¡Ra! ¡Ra! ¡Ra! ¡Por Cristo Jesús!

Contactenos