OTROS SERMONES

Sermones de La Iglesia de Dios

Extracto del Mensaje Anual de A. J. Tomlinson a la 36ta Asamblea Anual en 1941 bajo el título “Buscando la Iglesia de la Biblia.”

En mayo de 1902, un grupo de hombres y mujeres profundamente espirituales se reunieron en la casa de W. F. Bryant, que vivía en una comunidad conocida como los Campos del Arroyo, Condado de Cherokee, Carolina del Norte. Bajo la dirección de R. G. Spurling, quien anteriormente había sido ministro Bautista, organizaron lo que ellos llamaban “La Iglesia de la Santidad de los Campos del Arroyo”. El trabajo no progresó mucho, pero ellos adoraron al Señor y fueron fieles a sus obligaciones y sirvieron al Señor.

Después de aproximadamente un año de servicio, me invitaron a reunirme con ellos para recibir consejería, el estudio de la Biblia y oraciones. Una reunión fue convocada para el trece de junio de 1903. Llegué a la casa de W. F. Bryant la noche anterior, donde se habían celebrado las reuniones de la iglesia. Me levanté temprano a la mañana siguiente y tan pronto como terminaron las oraciones y el desayuno, caminé a la cima de la montaña justo detrás de la casa. Busqué un lugar para orar. Sentí grandes responsabilidades sobre mí y que debía orar. Le pedí al Señor que me diera sabiduría y dirección especial, y que me guardara de cometer cualquier error. Había estado estudiando de cerca la Biblia durante muchos años y tuve cuidado de obedecer sus enseñanzas perfectamente. Oré hasta que estuve satisfecho y me comprometí con Dios para que me guardara. Luego bajé al pie de la montaña y entré a la reunión que se había convocado.

Cuando entendí completamente que esas personas santas pretendían defender la Biblia completa correctamente dividida y tomar el Nuevo Testamento como su única regla de fe y práctica, me atrajo y de inmediato me interesé mucho. Hice muchas preguntas y se me dieron respuestas bíblicas que satisfacían perfectamente todas mis preguntas. Entonces dije: ESTO SIGNIFICA QUE ESTA ES LA IGLESIA DE DIOS. A esto ellos asintieron. Así fue encontrada la Iglesia de Dios de la Biblia y la profecía que estaba destinada al “Levántate, Resplandece; que ha venido tu lumbre,” en los últimos días. Entonces me atreví a preguntar si estarían dispuestos a recibirme en la Iglesia con el entendimiento de que ésta ES la Iglesia de Dios de la Biblia. Ellos estaban dispuestos y tomé el pacto con sinceridad y santidad extrema que nunca se pondrá en olvido.

En ese momento no sabía que David, en su profecía, estaba buscando la Iglesia de los últimos días. Pero cuando la encontró, declaró claramente, “hallamósla en los campos del bosque”. Tampoco sabía sobre los “manantiales de agua”. Tampoco sabía sobre el avión que se estaba construyendo al mismo tiempo en las dunas de arena en el otro extremo del estado. Tampoco sabía entonces que la Iglesia de los últimos días y los aviones fueron presagiados, según la profecía, para aparecer al mismo tiempo y en el mismo estado en el nuevo mundo. Pero era cierto que el “Levántate, Resplandece” se cumplió en el oeste de Carolina del Norte, el 13 de junio de 1903, mientras el avión realizaba su primer vuelo el 17 de diciembre del mismo año en la parte noreste del mismo estado.

Contactenos