OTROS SERMONES

Sermones de La Iglesia de Dios

“Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal; Ocultaráme en lo reservado de su pabellón; Pondráme en alto sobre una roca” (Salmos 27:5).

“Hubiera yo desmayado, si no creyese que tengo de ver la bondad de Jehová en la tierra de los vivientes” (Salmos 27:13).

Con todo el sufrimiento que ocurre en el mundo, el hijo de Dios necesita recordar Sus promesas. Hay tantos que no tienen a nadie a quien recurrir, nadie que traiga esperanza. Nosotros también nos desmayaríamos si no creyéramos a nuestro Señor. Eso no significa que escaparemos del sufrimiento, pero sí significa que Cristo está con nosotros a través de todo. Ese es el mensaje que necesitamos compartir con los demás. Así que aquí estamos en el hermoso mes de mayo.

Estamos empezando a volver a nuestro horario normal. Podemos experimentar dificultades a medida que nos adaptamos a situaciones nuevas y variadas, pero no podemos permitirnos enredarnos con las preocupaciones de esta vida. Centrémonos en las victorias y en las cosas buenas que esperamos.

Mayo nos da un día especial para rendir homenaje a nuestras madres. Nuestra Escuela Dominical debe planificar el segundo domingo, que es el Domingo de Misiones como también el Día de las Madres. Si los servicios regulares aún no han comenzado, use el tiempo para comunicarse con su madre por correo, teléfono u otro medio, solo para que cada una sepa lo importante que ella es y cuánto la ama y la aprecia. ¡Cualquier madre ama recibir una tarjeta del Día de las Madres!

Contactenos