OTROS SERMONES

Sermones de La Iglesia de Dios

La Iglesia es el predicador de virtud en estos últimos días, y Dios está terminando esta obra a medida que alcanzamos al mundo y avanzamos hacia la perfección. Mire a su alrededor los días en que vivimos, querido lector, y las corrupciones desenfrenadas que abundan. Sin duda, ¡la Iglesia alcanzará su destino! Esta nave está casi terminada, y Dios ya ha enviado a miles y miles que han subido a bordo de manera segura.

No espere demasiado pensando si debe subir al arca o no. Tal vez algunos están buscando la perfección ahora, en lugar de esforzarse por la santidad. Quizás, ellos, permiten que el enemigo los detenga señalando las imperfecciones y fallas, sin embargo, no pueden ver la obra que Dios está haciendo. Seamos claros, ¡es Su voluntad que usted entre!

A medida que el tiempo se acerca, la puerta comienza a cerrarse. Las franjas azules en la parte superior e inferior de nuestra bandera simbolizan que las puertas de la Iglesia todavía están abiertas, pero ahora están más juntas que antes. ¡Qué no lo sorprendan afuera! Usted sabe lo que pasará. ¿Por qué no toma el pacto y sube a bordo de este barco que se levantará sobre las inundaciones de tribulación que vienen sobre este mundo? Por favor, no solo se quede sentado mirando la construcción de esta gran embarcación como espectador, ¡sino entre y ayúdenos como ‘miembros en parte’ para verlo hasta su finalización! Usted también puede participar, ¡y lo necesitamos!

Jóvenes y adultos… ¿por qué esperar? ¡Hable con su pastor, hable con su familia, únase a La Iglesia de Dios! Cualquier cosa que pueda interponerse en su camino, elimine ese obstáculo y haga lo que sea necesario para entrar. Como dijo el hermano Byer, “La visión de la Iglesia no lo dirigirá a salir, lo dirigirá a entrar…” ¡Obtengamos la visión 2020 y veamos de qué se trata el programa de estos últimos días! Como dice el antiguo himno:

Estaba parado a las orillas del río, mirando el mar turbulento de la vida. Cuando vi ese viejo barco que navegaba.

¿Es ese el antiguo barco de Sión que estoy viendo?

Su casco fue golpeado y maltratado por las tormentas de la vida, pude ver que las olas eran turbulentas, pero ese antiguo barco era firme. ¿Es ese el viejo barco de Sión que estoy viendo?

En la popa del barco estaba el Capitán pude escuchar cuando Él gritó mi nombre

“Sube a bordo, este es el antiguo barco de Sión, nunca más volverá a pasar por aquí.”

Cuando me suba a bordo, dejaré atrás todas mis penas y angustias.

Estaré a salvo con Jesús, el Capitán, navegando en el antiguo barco de Sión.

Contactenos