¿QUE HA SUCEDIDO?

1 Corintios 14:33 “Porque Dios no es Dios de disensión, sino de paz; como en todas las iglesias de los santos.”

Santiago 3:16 “Porque donde hay envidia y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa.”

Durante años ha habido una diferencia de opinión entre aquéllos que se mantienen firmes en la visión de la Iglesia y la facción más liberal. No obstante, procuramos trabajar unidos a pesar de eso, pues Dios nos mantuvo en unidad por el vínculo común y respeto al gobierno teocrático. Mientras todo era ejecutado dentro de los principios bíblicos del acuerdo unánime y la dirección del Espíritu Santo a través de la autoridad de la Asamblea General, Dios nos mantenía unidos. No obstante, durante siete años el Espíritu se mantuvo llamando la Iglesia al arrepentimiento.

Hechos 15:22, 28

22- Entonces pareció bien a los apóstoles y a los ancianos, con toda la iglesia....

28-Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros....

LA PREOCUPACION PROBLEMÁTICA

En el 1990, el Supervisor General citó al presbiterio para orar y buscar la voluntad de Dios juntos. No estaba bien de salud. Así que, les pidió a ellos que oraran para descubrir la voluntad de Dios. Luego regresaría para hacer lo que fuera la voluntad de Dios.

Los principios teocráticos eran claramente entendidos por la mayoría o si tal vez todos ellos. Deberían haber orado hasta que el Espíritu Santo los llevara a un acuerdo mutuo. Si hubieran empleado los días de ayuno y oración necesarios ante la presencia de Dios, habrían podido decir con una voz: "Que ha parecido bien al Espíritu Santo y a nosotros.... "

Unos cuantos entre los más agresivos de ellos se levantaron y demandaron que el líder ungido de Dios renunciara inmediatamente, aun cuando él había, declarado: "Hermanos, todavía no estoy muerto", y entonces siguió a la misma una gran controversia. Después de leer una recomendación de la Asamblea del 1913, un supervisor declaró: "Los Supervisores de Estado sí tienen la autoridad para declarar el oficio vacante por motivos de salud". Entonces el Hermano Tomlinson declaró: "Bueno, es evidente que voy a tener que declarar el oficio vacante debido a mi incapacidad, y dejar que todos ustedes continúen con sus negocios. ¿Satisface esto a todos?" Con tal anuncio muchos de los del presbiterio aplaudieron (Reunión de los Supervisores para la Selección de un Supervisor General Interino, Págs. 14-15).

Aun con todo esto, como grupo, ellos no reconocieron que estaban abandonando los principios del gobierno teocrático. La bendita y antigua Biblia, con sus leyes de operación para el gobierno bíblico, fue reemplazada por el razonamiento humano. El Supervisor General salió de la sala, y más tarde pasó el mazo o gabela. El liderato había sido cambiado, pero no por el método teocrático.

San Lucas 13:34

¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina a sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste!

En lugar de tornarse después al asunto de la selección del líder que habría de reemplazar al escogido de Dios utilizando el método bíblico del ayuno y oración y procurar la dirección del Espíritu Santo para que les ayudara en la selección unánime, escogieron depender del razonamiento humano. La discusión, influencia y comprometimiento reemplazaron el liderato del Espíritu Santo Y el acuerdo unánime. El contar votos, la discusión y el volver a contar, reemplazaron el ayuno y oración. Mientras unos cuantos del presbiterio se entristecían, el resto de ellos continuó con su negocio.

Proverbios 3:5, 6

5- Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia.

6-Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas.

Nuevamente en la Asamblea del 1990, el oficio no fue declarado vacante ni se le pidió a la Asamblea que orara por la dirección del Espíritu Santo. Por el contrario, el Supervisor General fue instalado a través de la recomendación del Comité de Asuntos y Preguntas, y confirmado por la acción de la Asamblea. Mediante la amonestación de un anciano y respetable líder, Dios pidió que ayunaran y oraran durante tres días. Sin embargo, fue rechazado con la declaración: "Ya nosotros oramos".

En la Asamblea del 1991, se tuvo la intención de cambiar la 26ta enseñanza prominente. Aunque algunos continuaban de pies sin someterse, el cambio fue efectuado. Las actas importantes de negocios fueron enviadas a las iglesias. Unos cuantos pastores se pusieron sus anillos. Muchos otros comenzaron a recibir miembros sin pedirles que se quitaran sus anillos. La doctrina había sido cambiada mientras el Espíritu Santo, por medio de un mensaje e interpretación, suplicaba a la Iglesia que permaneciera en las sendas antiguas. Sin el liderato del Espíritu Santo y sin el acuerdo unánime, el cambio vino a ser una realidad. Nuevamente el bendito y antiguo Libro, con sus requisitos para el gobierno bíblico, fue reemplazado por la manipulación humana.

Llegó una videocinta del Cuartel General anunciando, sin previa aprobación, la clausura del colegio y del Instituto de Entrenamiento Bíblico, además de la combinación del liderazgo de estado, todo porque habían problemas financieros. ¿De dónde habían venido los problemas financieros? La cinta video, menos que franca, apuntó hacia errores de contabilidad que resultaron de decisiones hechas que no se reportaron. Sin embargo, pronto los periódicos públicos reportaron el resto de la historia. Cientos de miles de dólares se perdieron en inversiones negligentes y poco sabias. La pérdida de muchos miles más fueron achacados a cuentas tales como: "Pérdidas en el intercambio de la moneda extranjera".

La cinta video prometía que tales acciones serían revisadas por la Asamblea. Sin embargo, durante la Asamblea, el Comité de Asuntos y Preguntas cerró la discusión de la Asamblea por medio de someter un "reporte para información únicamente". Nuevamente, los principios del liderato del Espíritu Santo y del acuerdo unánime fueron ignorados.

Salmo 81:13

¡Oh, si me hubiera oído mi pueblo, si en mis caminos hubiera andado Israel!

Algunos de aquéllos cuya visión de la Iglesia permaneció clara, y quienes fueron perturbados por esas acciones, comenzaron a congregarse. Cada reunión era bendecida por el Espíritu a medida que el mensaje de la Iglesia era predicado de la Escritura. Ninguno podría reclamar que todo estaba perfecto, pero Dios bendecía los humildes que aceptaban Su Palabra. Muchos decían que sentían haber redescubierto el Espíritu de La Iglesia de Dios. Los hermanos preocupados por motivo del abandono de los principios divinos, comenzaron a dialogar entre sí mismos, y a buscar a Dios para la liberación.

Malaquías 3:16-18

16-Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él, para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre.

17-Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en et día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve.

18-Entonces os volveréis, y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve.

Comenzaron a circular escritos heréticos, desacreditando líderes que ya habían sido asesinados hacía tiempo, y quienes no podían defenderse a sí mismos. La doctrina bíblica de la unidad de la Iglesia, como aparece registrada en la oración de Jesús en San Juan 17, fue reinterpretada en artículos publicados en el Mensajero Ala Blanca. El enemigo vino para atacar el mismo núcleo de lo que había sido La Iglesia de Dios.

Salmo 11:3

Si fueren destruidos los fundamentos, ¿qué ha de hacer el justo?

Inmediatamente comenzaron a revocar o suspender las licencias de hombres que habían sido fieles durante décadas. Algunos de los que procuraron que se les rindiera contabilidad de las cuestiones financieras por vía de los medios legales, recibieron la notificación de que sus licencias habían sido revocadas por hombres que, para ese mismo tiempo, procuraban por demandas en las cortes despojar los edificios de iglesias locales y casas pastorales que sus propias manos y sus ofrendas personales habían edificado. Otras licencias fueron revocadas por el mero hecho de que tales ministros no rechazaban a sus hermanos que habían sido despojados.

Éxodo 3:7, 8

“7-Dijo luego Jehová: Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias.

8-Y he descendido para librarlos de mano de los egipcios...”

Entre la membresía fiel de una pequeña iglesia ubicada al Sur de Cleveland, Tennessee, el Espíritu Santo comenzó a manifestarse A Sí Mismo de manera especial y poderosa. Dios había escuchado el clamor de Su fiel remanente, y la respuesta venía de camino. A través de una serie de mensajes en lenguas y sus interpretaciones respectivas, Dios habló llamando Su Iglesia a una Asamblea Solemne de tres días en el mes séptimo. El Supervisor General había pedido al presbiterio que oraran y ayunaran unos días en el 1990. Un anciano y respetable ministro se levantó en la Asamblea del 1990 para solicitar que se ayunara y orara por tres días, pero ambas peticiones fueron rechazadas con la declaración: "Nosotros ya oramos". El hombre puede rechazar las súplicas del Espíritu, pero Dios hará que Su voluntad sea hecha al fin y al cabo. Siendo que los líderes rehusaron nuevamente el llamado de ayunar y orar por tres días, Dios los rechazó y se movió sobre Su fiel remanente. ¡Ellos vinieron ayunando! ¡Vinieron orando! ¡Vinieron obedeciendo al Espíritu de Dios!

San Lucas 12:32

“No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino.”

Cientos yacen en los pasillos y frente al altar, literalmente sobre sus rostros clamando a Dios para que libre a Su pueblo en este tiempo de •confusión. Durante dos días continuaron mientras sentían poderosamente la presencia de Jesús, la Cabeza de la Iglesia, pero sin una dirección clara.

En la última sesión del segundo día, el 24 de julio de 1993, el Espíritu Santo se movió para contestar su oración. La presencia_ de Dios era tan fuerte que no hay palabras que puedan describir tal Visitación del Espíritu de Dios. Hermanos movidos por el Espíritu Santo condujeron al Hermano Robert Pruitt hacia el frente envuelto en La Bandera de la Iglesia de Dios, mientras mensajes e interpretaciones confirmaban Su selección como Supervisor General de La Iglesia de Dios. El Espíritu solicitó aceite de unción Y se manifestó poderosamente mientras el Hermano Pruitt era ungido.

Cientos de personas presentes fueron testigos de que el Espíritu Santo estaba reorganizando La Iglesia de Dios. Fue una obra divina; ningún hombre puede añadirle o quitarle.

Cuando Jesús vino a Israel para establecer Su Iglesia dos mil años atrás, ellos no conocieron el tiempo de su visitación; rechazaron Su liderato y gobierno (Lea Lucas 19:44.)

San Juan 1:11, 12

“11-A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.

12-Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.”

Y Jesús se vio obligado a rechazarlos, pero llamó a su fiel remanente, ordenó a doce y más tarde a setenta y La Iglesia de Dios recibió la orden de marchar adelante. El antiguo orden continuó con millones de seguidores; no obstante, el favor, de Dios fue con aquéllos quienes permanecieron firmes en la doctrina de los apóstoles.

En el año 325 D. C., Constantino asumió el control de la Iglesia. El Concilio de Nicea adoptó un credo trazado por los hombres. La Iglesia, en cumplimiento de las profecías fue cubierta por las tinieblas apóstatas de la edad del oscurantismo. El antiguo orden continuó de nuevo siendo un poder mundial, pero la gloria de Dios se había apartado de él.

Unos mil quinientos setenta y ocho años más tarde, las profecías concerniente al levantamiento de la Iglesia de Dios de los últimos días fueron cumplidas.

Isaías 60:1, 2

“1-Levantate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. 2-Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá Jehová y sobre ti será vista su gloria.”

La Iglesia apenas había sacado sus pies del oscurantismo cuando Satanás volvió a atacarla. Los Emperadores no estaban en estilo, pero las constituciones eran el orden del día. En el 1921, al adoptar una constitución, volvieron a apartarse de las sendas antiguas, rechazando el pacto de “Esta Biblia como la Palabra de Dios", deslizándose nuevamente en el laberinto denominacional. Dios volvió a llamar a Su fiel remanente y lo reorganizó; La Iglesia de Dios volvió a marchar adelante. El antiguo orden continuó adelante hasta ser conocido mundialmente en esfera de expansión, pero la gloria de Dios volvió a posarse sobre aquéllos que siguieron firmes en la doctrina de los apóstoles.

San Lucas 12:51-53

“51- ¿Pensáis que he venido para dar paz en la tierra? Os digo: No, sino disensión.

52- Porque de aquí en adelante, cinco en una familia estarán divididos, tres contra dos, y dos contra tres.

53-Estará dividido el padre contra el hijo, y el hijo contra el padre; la madre contra la hija, y la hija contra la madre; la suegra contra su nuera, y la nuera contra su suegra.”

¿Qué sucedió en el año 1993? Nuevamente el principio bíblico del gobierno teocrático fue dejado fuera. El principio establecido por el Espíritu Santo concerniente al liderato, fue menospreciado. Los principios del acuerdo mutuo o unanimidad y la oración y ayuno hasta que pareciera bien al Espíritu Santo y a toda la Iglesia, fueron rechazados-estos principios bíblicos fueron reemplazados por el razonamiento humano, la votación, discusión y manipulación. Si hubiera habido un error doctrinal, el Espíritu Santo habría utilizado estos principios teocráticos para llevamos de vuelta a la unidad. Pero lo que hemos visto ha sido el desmantelamiento del sistema de gobierno teocrático por medio del cual Dios ha guiado siempre a Su Iglesia- pueblo-sin dejar medio alguno mediante el cual los errores pudieran ser corregidos.

¿DONDE ESTAMOS AHORA?

El antiguo orden al presente está libre para regresar al interior del laberinto denominacional, quizás como aquéllos de los años 33 D.C., 325 D. C. y del 1923 D.C.-para convertirse en institución mundial en su esfera de expansión; no obstante, la gloria de Dios reposará sobre los que permanezcan firmes en la doctrina de los apóstoles.

El remanente fiel, La Iglesia de Dios, está libre al presente para continuar su senda hacia la perfección, para cumplir todo lo que está escrito en las profecías que la bendita Biblia registra acerca de ella. La Iglesia de Dios va marchando hacia la meta propuesta.