LOS CONSEJOS A LOS MIEMBROS

¿Por Qué Nuestros ''Consejos A Los Miembros''? El sabio Salomón dijo: "El buen entendimiento conciliará gracia: mas el camino de los prevaricadores es duro". (Proverbios 13:15)

Algunas veces los hombres hablan sin usar sabiduría o buen entendimiento de las cosas que ellos afirman. Esto a menudo tiene la tendencia de frustrar el entendimiento de aquéllos a quienes hablan. Dado a que el buen entendimiento confiere favor, el mal entendimiento o falta de sabiduría produce disgusto. El enseñar las cosas sin tener el debido conocimiento, puede guiar a la transgresión. Salomón nos dice que "el camino de los transgresores es duro".

Este mismo rey sabio escribió el Libro de Eclesiastés. El capítulo 5 y versos 1-2, podrían, aplicarse muy bien aquí, especialmente en casos donde el entendimiento no es tan claro como debería serlo:

"Cuando fueres á la casa de Dios, guarda tu pie; y acércate más para oír que para dar el sacrificio de los necios: porque no saben que hacen mal. "No te des priesa con tu boca, ni tu corazón se apresure á proferir palabra delante de Dios; porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra: por tanto, sean pocas tus palabras."

Siendo que todos los que van a la casa de Dios (la Iglesia) son aconsejados en relación al cómo hablar y andar, ¿cuánto más debería esto aplicarse a aquéllos que son miembros de la Iglesia? En un sentido muy real, nosotros no vamos ni venimos de la casa de Dios, ya que estamos dentro de la casa de Dios; por tal razón, debemos tener cuidado de cómo andamos y hablamos en ella en todo tiempo.

Salomón nos está diciendo que "el sacrificio de los necios" es usar la lengua para hablar apresuradamente o sin usar sabiduría. El indica que es pecado el hablar sin primero escuchar la verdad. Todas nuestras palabras son escuchadas por el oído de Dios, aunque sean proferidas precipitada e ignorantemente ante los hombres. Cuando consideramos cuán alto está Dios y cuán bajo estamos nosotros, nuestras palabras disminuirán respecto a las cosas que no entendemos.

No obstante, si las personas deben tener sabiduría o buen entendimiento, entonces tendrán que ser enseñadas debidamente. Si nosotros podemos persuadidas a escuchar, el conocimiento impartido puede tornarse en algo agradable. La siguiente serie de lecciones pueden servir para tal propósito. Las lecciones impartidas tendrán que ver con los ''consejos" o "amonestaciones", y elaborarán con más profundidad sobre los "Consejos a los miembros", los cuales en sentido general, son terrenos conocidos por los miembros de la Iglesia de Dios.

Una Breve Información De Trasfondo

Tres párrafos cortos del Mensaje Anual del Supervisor General ante la 53ra Asamblea del 1958 proveen un breve trasfondo concerniente a los "Consejos a los Miembros":

"Algunas instrucciones para nuestros miembros han sido incluidas en las Minutas de la Asamblea durante muchos años bajo el encabezamiento 'Consejos a los Miembros.' Les voy a dar aquí los consejos que han estado frente a nosotros por algún tiempo, en conjunción con algunas instrucciones y explicaciones las cuales creemos que serán de beneficio para nuestro pueblo, si prestan cuidadosa atención a las mismas. Así que, exponemos estas explicaciones con la esperanza de que todos puedan entender cabalmente el significado de ciertos puntos relacionados con los consejos.

"Consideramos que ser& de bendición para nuestros miembros si los pastores leyeran estas instrucciones por lo menos una vez cada trimestre ante ellos. No sería necesario el que los pastores agreguen alguna palabra de exhortación concerniente a algunos o todos ellos, a menos que sientan la necesidad de hacerlo. Sólo la lectura de estas instrucciones, las cuales fueron preparadas con profundo amor por todos, deberá ser suficiente para motivar a nuestros miembros a andar diligentemente y en oración en su senda hacia el cielo.

"Quisiéramos que estos consejos a nuestros miembros, con sus adiciones y explicaciones, sean incluidos en las Minutas de Asambleas. Por consiguiente, estoy solicitando que se confiera el permiso para que esto sea efectuado."

Los "Consejos" fueron conferidos como aparecen al presente en nuestras Minutas cada año. La Sección 4 del Reporte del Comité de Asuntos y Preguntas ante esa misma Asamblea lee como sigue:

"En apreciación a nuestro Supervisor General por su maravilloso Mensaje Anual, recomendamos que esta Asamblea General le dé una ovación de pies como expresión de gratitud. Recomendamos además que las secciones bajo los encabezamientos 'Gran Programa de Negocios' y 'Consejos a los Miembros', sean imprimidas y enviadas a todos los pastores para que las lean y las ratifiquen en la primera sesión de negocios después de la Asamblea General."

Por supuesto que el reporte fue aceptado en orden regular por la Asamblea y ha permanecido sin alteración alguna en los registros oficiales hasta ahora. En ese respecto, los "Consejos a los Miembros" son tanto una recomendación oficial de la Iglesia como lo son cientos de otras actas de negocios que han sido consideradas y adoptadas a través de los años.

¿Son Los "Consejos A Los Miembros" Obligatorios? La pregunta anterior no es a menudo formulada correctamente, pero las personas tal vez la hayan contestado precipitadamente. Algunos habrán sostenido que es mandatorio (ordenado autoritativamente o requerido, como una obligación); otros habrán reputado que su observancia no es requerida, dado a que la palabra "consejo" no conlleva el peso de un "requisito".

He aquí un ejemplo en el cual el "buen entendimiento" podría conferir "gracia" (favor). En realidad, la respuesta yace entre los dos extremos.

Primero, la Asamblea no legisla o hace leyes. La siguiente cita aparece registrada en las Minutas de la Primera Asamblea de 1906: "Nosotros no nos consideramos un cuerpo legislativo o ejecutivo, sino judicial únicamente". Esto significa que buscamos cuál sea la voluntad de Dios como Él nos la ha conferido en la Biblia. La terminología ''judicial" significa interpretación de la ley o explicación de la ley. La responsabilidad de la Asamblea General es interpretar o explicar aquellas doctrinas y prácticas que generalmente no son entendidas. Otra vez citamos: "El buen entendimiento conciliará gracia...."

Siendo que la Biblia no puede interpretarse privadamente (2 Pedro 1:20), viene a ser el deber de la Asamblea, la "multitud de consejeros" (Proverbios 11:14, 15:22; 24:6), el investigar el significado y tenerlo disponible para toda la membresía a través de las Minutas. Esto concuerda con el procedimiento del Nuevo Testamento como está registrado en Hechos capítulos 15 y 16. Las decisiones de la Asamblea fueron referidas como los "decretos a ser guardados." (Hechos 16:4)

En segundo lugar, con referencia a nuestra obligación de observar los "Consejos a los Miembros", la Iglesia no usa la fuerza. Esta ópera por la gracia, la fe y el amor. Está sostiene toda la Biblia correctamente dividida, y cada miembro conoce esto cuando toma el pacto de la Iglesia. En la Iglesia primitiva, el término "decretos a ser guardados", indica que los decretos de la Asamblea debían ser observados y obedecidos. La razón para ello se debía a que aquellos decretos representaban los hallazgos o interpretaciones de la Iglesia en su estudio de las Escrituras.

¿Acaso es mandatorio el que obedezcamos las Escrituras? Si es así, es también mandatorio el que obedezcamos los decretos de la Asamblea. No obstante, así como nadie es forzado a servirle a Dios ni a obedecer Sus mandamientos, tampoco se obliga a alguien a observar los decretos de la Asamblea. Vendrá el tiempo en el cual aquéllos que no obedecen los decretos o consejos perderán la victoria, y manifestarán una actitud o espíritu que hará necesario el excluirlos del cuerpo.

Todo el asunto de ser cristiano y miembro de la Iglesia de Dios, yace en la decisión hecha por cada individuo. Es de su incumbencia el escoger respetar y obedecer la Palabra de Dios y permanecer adentro, o escoger el hacer lo que más bien le parezca y estar afuera. No conocemos otras alternativas, o estamos en el mundo o en la Iglesia.

¿Qué Se Entiende Por “Consejo”?

"Consejo" es asesoramiento (pedir consejo). El “orientar” implica el ofrecimiento de recomendaciones respecto a un curso de acción; el "consultar" implica asesoramiento después de una cuidadosa deliberación, y sugiere que hay asuntos serios envueltos (Webster).

Los consejos pueden ser conferidos como guianza, como amonestación, como precaución o como un aviso. Si el consejo es basado únicamente sobre opiniones personales. 'entonces puede que sea o no sea confiable. Pero el consejo que es basado en la Palabra de Dios, no deberá ser tomado livianamente. Proverbios 12:15 dice: "El camino del necio es derecho en su opinión: mas el que obedece al consejo es sabio".

Para mostrar las consecuencias de rechazar el consejo sabio, Proverbios 1:30-31 amonesta:

"Ni quisieron mi consejo, Y menospreciaron toda reprensión mía: Comerán pues del fruto de su camino, Y se hartarán de sus consejos."

El Ultimo "Consejo" Primero

El último párrafo de los "Consejos a los Miembros", como son conferidos en las Minutas de Asambleas, expresa el espíritu de amor y preocupación en que~ fue originalmente ofrecido y en el cual aún se sigue ofreciendo. Leamos lo que dice:

"Estas bondadosas instrucciones y consejos son conferidos por las personas quienes están vigilando por vuestras almas, como aquellos que han de dar cuenta (Hebreos 13:17), y se espera que sean recibidos con la misma humildad y espíritu de amor en el cual son conferidos."

Esto debe ser tenido en mente a medida que proseguimos con cada uno de los consejos.

  1. Como un miembro, contamos con usted, y debe asistir a todo culto regular con la mayor constancia posible. Recuerde que nadie puede ocupar su lugar y hasta cierto punto, los cultos o reuniones de la iglesia, se debilitarán a causa de su ausencia. Hebreos 10:25 “No dejando nuestra congregación, como algunos tienen por costumbre, más exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.”
  2. Muestre amor fraternal a todos sin parcialidad. No espere que otros le saluden, salúdelos usted a ellos. Santiago 2:1 “HERMANOS míos, no tengáis la fe de nuestro Señor Jesucristo glorioso en acepción de personas.”
  3. Muestre atención especial a los visitantes que puedan asistir a los servicios de la iglesia. Génesis 18:1-6 “Y APARECIOLE Jehová en el valle de Mamre, estando él sentado á la puerta de su tienda en el calor del día. 2 Y alzó sus ojos y miró, y he aquí tres varones que estaban junto á él: y cuando los vió, salió corriendo de la puerta de su tienda á recibirlos, é inclinóse hacia la tierra, 3 Y dijo: Señor, si ahora he hallado gracia en tus ojos, ruégote que no pases de tu siervo. 4 Que se traiga ahora un poco de agua, y lavad vuestros pies; y recostaos debajo de un árbol, 5 Y traeré un bocado de pan, y sustentad vuestro corazón; después pasaréis: porque por eso habéis pasado cerca de vuestro siervo. Y ellos dijeron: Haz así como has dicho. 6 Entonces Abraham fué de priesa á la tienda á Sara, y le dijo: Toma presto tres medidas de flor de harina, amasa y haz panes cocidos debajo del rescoldo.”
  4. Como una norma, acostúmbrese a tomar parte en los cantos. Isaías 42:10-12 “Cantad á Jehová un nuevo cántico, su alabanza desde el fin de la tierra; los que descendéis á la mar, y lo que la hinche, las islas y los moradores de ellas. 11 Alcen la voz el desierto y sus ciudades, las aldeas donde habita Cedar: canten los moradores de la Piedra, y desde la cumbre de los montes den voces de júbilo. 12 Den gloria á Jehová, y prediquen sus loores en las islas.”
  5. Esté listo para orar en alta voz cuando se le pida que lo haga, o cuando sienta la inspiración del Espíritu Santo para hacerlo. Salmos 55:17 “Tarde y mañana y á medio día oraré y clamaré; Y él oirá mi voz”
  6. Esté listo para testificar cuando esto sea en debido orden. Salmos 96:3 “Contad entre las gentes su gloria, En todos los pueblos sus maravillas” Salmos 35:18 “Te confesaré en grande congregación; Te alabaré entre numeroso pueblo.”
  7. Apoye al pastor o líder que haya sido puesto sobre usted y ayúdele en todo lo que le sea posible. Colosenses 4:7 “Todos mis negocios os hará saber Tichîco, hermano amado y fiel ministro y consiervo en el Señor.”
  8. Ore siempre en secreto mientras el predicador está dando su mensaje. Nehemías 8:2-3 “Y Esdras el sacerdote, trajo la ley delante de la congregación, así de hombres como de mujeres, y de todo entendido para escuchar, el primer día del mes séptimo. 3 Y leyó en el libro delante de la plaza que está delante de la puerta de las Aguas, desde el alba hasta el medio día, en presencia de hombres y mujeres y entendidos; y los oídos de todo el pueblo estaban atentos al libro de la ley.”
  9. Viva siempre una vida irreprochable, tanto en su hogar como fuera de él, para que nadie pueda pensar o decir que usted es hipócrita. Romanos 2:21-22 “Tú pues, que enseñas á otro, ¿no te enseñas á ti mismo? ¿Tú, que predicas que no se ha de hurtar, hurtas? 22 ¿Tú, que dices que no se ha de adulterar, adulteras? ¿Tú, que abominas los ídolos, cometes sacrilegio?”
  10. Cuide su conversación. Medite bien sobre lo que ha de decir concerniente al hermano, la hermana, o cualquier otra persona. Santiago 4:11 “Hermanos, no murmuréis los unos de los otros. El que murmura del hermano, y juzga á su hermano, este tal murmura de la ley, y juzga á la ley; pero si tú juzgas á la ley, no eres guardador de la ley, sino juez.” 1 Pedro 3:10 “Porque El que quiere amar la vida, Y ver días buenos, Refrene su lengua de mal, Y sus labios no hablen engaño.”
  11. No critique, ni busque en otros algo que criticar. Mateo 7:3-5 “Y ¿por qué miras la mota que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu ojo? 4 O ¿cómo dirás á tu hermano: Espera, echaré de tu ojo la mota, y he aquí la viga en tu ojo? 5 Hipócrita! echa primero la viga de tu ojo, y entonces mirarás en echar la mota del ojo de tu hermano.” 1 Tesalonicenses 4:11 “Y que procuréis tener quietud, y hacer vuestros negocios, y obréis de vuestras manos de la manera que os hemos mandado”
  12. Examínese a sí mismo de vez en cuando, para ver si permanece o no en la fe. 2 Corintios 13:5 “Examinaos á vosotros mismos si estáis en fe; probaos á vosotros mismos. ¿No os conocéis á vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros? si ya no sois reprobados.”
  13. No se abandone al desaliento ni a la desesperación. Proverbios 17:22 “…Mas el espíritu triste seca los huesos.”
  14. Muéstrese siempre alegre, y procure que todos también lo sean. 1 Samuel 30:6 “Y David fué muy angustiado, porque el pueblo hablaba de apedrearlo; porque todo el pueblo estaba con ánimo amargo, cada uno por sus hijos y por sus hijas: mas David se esforzó en Jehová su Dios.” Nehemías 8:10 “Díjoles luego: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones á los que no tienen prevenido; porque día santo es á nuestro Señor: y no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fortaleza.” (Proverbios 17:22; Mateo 9:2; 14:27; Juan 16:33; Hechos 23:11.)
  15. Ocupe el mayor tiempo posible en la oración en secreto. Daniel 6:10 “Y Daniel, cuando supo que la escritura estaba firmada, entróse en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que estaban hacia Jerusalem, hincábase de rodillas tres veces al día, y oraba, y confesaba delante de su Dios, como lo solía hacer antes.” Lucas 6:12 “Y aconteció en aquellos días, que fué al monte á orar, y pasó la noche orando á Dios.”
  16. Entréguese a la oración intercesora lo más que pueda. Es indispensable a todo verdadero hijo de Dios, orar y estudiar diariamente la Palabra de Dios; así que urgimos el que todos acostumbren tener cultos familiares o devocionales diariamente. Mateo 4:4 “Mas él respondiendo, dijo: Escrito está: No con solo el pan vivirá el hombre, mas con toda palabra que sale de la boca de Dios.” Deuteronomio 6:6-7 “Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón: Y las repetirás á tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes:”
  17. Su vestuario debe ser con moderación, muy limpio, pero nunca lujoso. Con la palabra moderación queremos decir que sean vestidos de precio moderado. Las mujeres deben usar vestidos de cuello suficientemente alto, y de faldas y mangas suficientemente largas. Filipenses 4:5 “Vuestra modestia sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.”
  18. El uso de telas extremadamente transparentes es impropio de un cristiano. Génesis 3:7; 21 “Y fueron abiertos los ojos de entrambos, y conocieron que estaban desnudos: entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales; Y Jehová Dios hizo al hombre y á su mujer túnicas de pieles, y vistiólos.”
  19. El uso de pantalones cortos en público jamás deberá ser practicado. Ninguna persona que profesa santidad debe usar prendas de oro, y ninguna clase de anillos o sortijas, ni brazaletes, ni zarcillos o aretes, ni collares, ni alfileres lujosos de considerable tamaño, ni medallones. El arrebol o colorete, el lápiz labial, el pulimento para uñas, y perfumes costosos, son cosas que se usan para satisfacer la soberbia de la vida y por consiguiente no deberán encontrar ninguna aceptación en la vida de ningún o ninguna creyente que ama a Dios. Favor de leer detenidamente y con frecuencia 1 Pedro 3: 3,4; 1 Timoteo 2:9, 10, y 1 Juan 2:15-17 Jeremías 4:30 “Y tú, destruída, ¿qué harás? Bien que te vistas de grana, aunque te adornes con atavíos de oro, aunque pintes con antimonio tus ojos, en vano te engalanas; menospreciáronte los amadores, buscarán tu alma” 2 Reyes 9:30 “Vino después Jehú á Jezreel: y como Jezabel lo oyó, adornó sus ojos con alcohol, y atavió su cabeza, y asomóse á una ventana” 1 Juan 2:15-17 “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 16 Porque todo lo que hay en el mundo, la concupiscencia de la carne, y la concupiscencia de los ojos, y la soberbia de la vida, no es del Padre, mas es del mundo. 17 Y el mundo se pasa, y su concupiscencia; mas el que hace la voluntad de Dios, permanece para siempre.” (Éxodo 33:1-6; Génesis 35:1-5; Apocalipsis 17:1-5; Isaías 3:16-24)
  20. Usted no deberá que las atracciones mundanas le enreden La Biblia dice: “Ni deis lugar al Diablo.” El mezclarse en deportes mundanos, como el juego de pelota profesional, carreras de caballos, de automóviles, concurrir a palestras, pistas de patinar, cines o teatros al aire libre, boleo o ir a nadar donde los hombres y las mujeres usen la misma área para bañarse, y cosas semejantes, es dar lugar al Diablo para que destruya la vida espiritual. Salmos 119:37 “Aparta mis ojos, que no vean la vanidad; Avívame en tu camino.” Isaías 33:14-17 “Los pecadores se asombraron en Sión, espanto sobrecogió á los hipócritas. ¿Quién de nosotros morará con el fuego consumidor? ¿quién de nosotros habitará con las llamas eternas? 15 El que camina en justicia, y habla lo recto; el que aborrece la ganancia de violencias, el que sacude sus manos por no recibir cohecho, el que tapa su oreja por no oir sangres, el que cierra sus ojos por no ver cosa mala: 16 Este habitará en las alturas: fortalezas de rocas serán su lugar de acogimiento; se le dará su pan, y sus aguas serán ciertas. 17 Tus ojos verán al Rey en su hermosura; verán la tierra que está lejos.” 2 Samuel 11:2-4 “Y acaeció que levantándose David de su cama á la hora de la tarde, paseábase por el terrado de la casa real, cuando vió desde el terrado una mujer que se estaba lavando, la cual era muy hermosa. 3 Y envió David á preguntar por aquella mujer, y dijéronle: Aquella es Bath-sheba hija de Eliam, mujer de Uría Hetheo. 4 Y envió David mensajeros, y tomóla: y así que hubo entrado á él, él durmió con ella. Purificóse luego ella de su inmundicia, y se volvió á su casa.”
  21. siempre de el diez por ciento de todos sus ingresos a la tesorería de la iglesia. Dé ofrendas voluntarias además de sus diezmos. Malaquías 3:8 “¿Robará el hombre á Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? Los diezmos y las primicias.”
  22. Los miembros jóvenes no deberán guardar mucha intimidad con los inconversos. 2 Corintios 6:14-18 “No os juntéis en yugo con los infieles: porque ¿qué compañía tienes la justicia con la injusticia? ¿y qué comunión la luz con las tinieblas? 15 ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿ó qué parte el fiel con el infiel? 16 ¿Y qué concierto el templo de Dios con los ídolos? porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré en ellos; y seré el Dios de ellos, y ellos serán mi pueblo. 17 Por lo cual Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré, 18 Y seré á vosotros Padre, Y vosotros me seréis á mí hijos é hijas, dice el Señor Todopoderoso.”
  23. Por causa del constante aumento en el número de hogares divididos, separaciones, divorcios, y re-casamientos, deberá orar y considerar con mucho cuidado el asunto del matrimonio. Eclesiastés 5:2 “No te des priesa con tu boca, ni tu corazón se apresure á proferir palabra delante de Dios; porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra: por tanto, sean pocas tus palabras.”
  24. Los miembros cuyos esposos o esposas vivas, aunque se hayan divorciado, no deben casarse con otras personas por ningún motivo. Asimismo, miembros que no han sido casados, por ningún motivo deben casarse con personas que tienen esposos o esposas vivas, aunque se hayan divorciado. Lucas 16:18 “Cualquiera que repudia á su mujer, y se casa con otra, adultera: y el que se casa con la repudiada del marido, adultera.”
  25. Los hijos son nuestra heredad de parte del Señor. Es el deber de todo creyente que tiene hijos, enseñarles desde su temprana edad, a respetar la casa de Dios. Esto debe hacerse por medio del buen ejemplo y por instrucciones dadas con dulzura que los motive a server al Señor con entusiasmo. Los Ministros deben reunir todos los requisitos en cuanto a ser ejemplo de los miembros. Ellos deberán mantener a sus hijos bajo un control razonable en todo momento. No deberán permitirles correr dentro de la casa de Dios y mucho menos durante el culto. 1 Timoteo 3:4-5 “Que gobierne bien su casa, que tenga sus hijos en sujeción con toda honestidad; 5 (Porque el que no sabe gobernar su casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?)”
  26. La Luz Vespertina desempeña un papel importante en La Iglesia de Dios. Los miembros deberán leerlo con regularidad, y el interés de propagar la Iglesia deberá ser tan grande, que después de terminar de leerlo en vez de ponerlo a un lado, lo pasen a otra persona para que también lo lea. Todo miembro que pueda deberá suscribirse a la Luz Vespertina y naturalmente, se requiere que todo ministro tenga sus subscripciones pagodas y que sea ferviente colaborador de nuestra publicación oficial La Luz Vespertina. Hebreos 13:16 “Y de hacer bien y de la comunicación no os olvidéis: porque de tales sacrificios se agrada Dios.”
  27. Estamos en los postreros días, y en tiempos peligrosos. Como miembro, usted necesita velar mucho en oración para que Dios le ayude a vivir de tal manera que no traiga vituperio sobre la causa de Cristo ni sobre Su Iglesia a la cual usted ama tanto. Lucas 22:46 “Y les dijo: ¿Por qué dormís? Levantaos, y orad que no entréis en tentación.”
  28. Nunca adquiera demasiada intimidad con el sexo opuesto, aunque sean hermanos o hermanas en el Señor. No dé ninguna oportunidad al adversario. Absténgase de toda apariencia de mal. Mateo 6:13 “Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal: porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.”

Estas instrucciones y sanos consejos ha sido preparados con amor por aquellos que velan por vuestras almas como los que han de dar cuenta de ellas al Señor (Hebreos 13:17) Esperamos que sean recibidos con el mismo espíritu de humildad y mansedumbre con que han sido conferidos. (Edición 1983, Estas Cosas Necesarias; Guía Negocios 2002) Gálatas 4:16 “¿Heme pues hecho vuestro enemigo, diciéndoos la verdad?” Hechos 20:36-38 “Y como hubo dicho estas cosas, se puso de rodillas, y oró con todos ellos. 37 Entonces hubo un gran lloro de todos: y echándose en el cuello de Pablo, le besaban, 38 Doliéndose en gran manera por la palabra que dijo, que no habían de ver más su rostro. Y le acompañaron al navío.”

LOS CONSEJOS A LOS MIEMBROS DEBEN SER LEIDOS.

Algunas instrucciones para nuestros miembros han sido incluidas en las Minutas de la Asamblea por muchos años bajo el título: “Consejos a los Miembros”. Estoy exponiendo aquí el consejo que ha estado frente a nosotros por mucho tiempo, en conjunción con algunas instrucciones y explicaciones adicionales que nosotros creemos que serán de gran beneficio para nuestro pueblo si le prestan atención a las mismas. Damos estas explicaciones a fin de que todos entiendan plenamente el significado de algunos puntos de los consejos. Consideramos que sería de gran bendición para nuestros miembros si los pastores les leyeran estas instrucciones por lo menos una vez cada trimestre. No sería necesario que los pastores añadieran alguna palabra de exhortación concerniente a alguna o todas ellas a menos que se sientan especialmente impulsados a efectuarlo.

MINUTAS de la 53ra. Asamblea del 1958, página 51, MENSAJE DEL SUPERVISOR GENERAL. (Tomado del libro descontinuado “Estas cosas Necesarias” edición 1983)