BAUTISMO EN AGUA

El bautismo en agua es una ordenanza del Nuevo Testamento. Juan el Bautista fue el primero en practicar el bautismo. Jesús Mismo fue• a Juan para ser bautizado por él en las aguas (Marcos 1: 1-1 0). Durante Su ministerio sobre la tierra, Jesús autorizó a sus discípulos a bautizar (Juan 4:1, 2). Cuando él estuvo listo para ascender al cielo después de Su resurrección, Su último mandamiento fue: "Por tanto, id, y haced discípulos en todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo" (Mt. 28: 19). Esta es la fórmula bíblica para el Bautismo en Agua. En algunos casos encontramos que el nombre de Jesús es mencionado en conexión con el Bautismo en Agua. Con esto no queremos contradecir el mandato de Cristo, sino meramente mostrar la distinción entre el bautismo de Juan y el de Cristo. También muestra la autoridad que Jesús otorgó sobre Sus discípulos al autorizarlos a ejecutar la ceremonia bautismal.

¿Qué Es El Bautismo En Agua?

Es el acto de sumergir una persona en las aguas. Diferentes pasajes bíblicos describen a los participantes de esta ceremonia saliendo fuera de las aguas (Marcos 1:8-1 O y Hechos 8:26-40). Juan utilizó el R.to Jordán para bautizar. Felipe usó "cierta agua". El bautismo bíblico es aquel en el cual el creyente es sumergido completamente dentro de las aguas. El regar varias gotas de agua con la mano o derramarlas con una vasija no es el bautismo bíblico. En los días de Juan el Bautista y de los discípulos se practicaba la inmersión total del cuerpo en las aguas del bautismo. Siendo que el plan de Dios no cambia, únicamente la inmersión completa puede considerarse como el bautismo en agua genuino al presente.

Es Solo Para Los Creyentes

El bautismo en agua es exclusivamente para los creyentes. Aquéllos que aún no han creta<- en Cristo ni han nacido de nuevo no son elegibles para el Bautismo en Agua. Juan rehusó bautizar a algunos cuyas vidas no mostraban los frutos dignos de arrepentimiento (M t. 3:7-9). Jesús dijo: "El que creyere y fuere bautizado, será salvo" (Marcos 16: 16). Felipe bautizó sus candidatos después de haber creído (Hechos 8:12, 36, 37). Pedro predicé instando a los escuchas a que se arrepintieran y fueran bautizados (Hechos 2:38). Todas estas referencias muestran que uno debe arrepentirse y creer primero, para después ser bautizado.

¿Que Hace El Bautismo?

"El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios por la resurrección de Jesucristo" (1 Pedro 3:21).

El bautismo en agua es la respuesta a una buena conciencia para con Dios, que es el resultado de la experiencia de la justificación por la fe y la eliminación de la culpa. El bautismo es símbolo de la muerte, sepultura y resurrección de Cristo; en otras palabras, es una figura o sombra de la resurrección de Cristo y nuestro despertamiento de la muerte con El a la novedad de vida (Romanos 6:4). Este da testimonio público de que el que se bautiza ha aceptado esa nueva vida en El.

Lo Que El Bautismo- No Puede Hacer

El bautismo en agua no puede salvar al pecador de sus pecados. Únicamente la sangre de Jesucristo puede hacer tal cosa. Efesios l :7 declara que en El: " ... tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados .. . " Apocalipsis 1:5 declara lo mismo, diciendo: " ... nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre ".

Hebreos 9:13, 14, 22 y 1 Juan 1:7 también verifican esta verdad importante. Aunque el Bautismo en Agua no puede salvar, es necesario practicarlo en obediencia al mandato de Cristo, a quien tendremos que rendir cuentas al final de nuestra jornada terrenal.