Noticias

Entendiendo los Misterios de Dios

Un poeta Americano, John Godfrey Saxe, escribió un poema basado en una fábula que se decía en la India, cientos de años atrás. El poema relata cómo seis hombres ciegos lograron "ver" un elefante:

Los Hombres Ciegos y el Elefante

Eran seis hombres de indostaní, inclinados a mucho aprender Quienes fueron a observar el Elefante (aunque ninguno podía ver). Que a través de observación cada uno, su curiosidad pudieran satisfacer.

El Primero se acercó al Elefante, y fue que cayendo Sobre su amplio y robusto lado, de pronto comenzó a gritar: "¡Dios me bendiga! ¡Pero el Elefante se parece mucho a una pared!"

El Segundo, sintiendo el colmillo, gritó, "¡Oh! ¿Qué hay aquí, Muy, muy redondo y liso y afilado? ¡Para mí es muy claro Esta maravilla de Elefante se parece mucho a una lanza!"

El Tercero acercándose al animal, y habiendo tomado ~ La trompa, que se retorcía, con sus manos, audazmente habló: "¡Ya veo! " dijo él, "¡El Elefante se parece mucho a una serpiente!

El Cuarto estiró su mano ansiosamente, y tocó la rodilla. "¡Que cosa, ésta bestia asombrosa es como una llanura fuerte! " dijo él; "¡Es lo suficiente claro, el Elefante se parece mucho a un árbol!

El Quinto, que oportunamente tocó la oreja, dijo: "¡Aun el hombre mas ciego Podrá decir a lo que mas se parece; negar el hecho quien podrá. Esta maravilla de Elefante, se parece mucho a un abanico! "

El Sexto comenzaba a caminar a tientas alrededor de la bestia, Cuando, la cola que ondeaba a su alcance quedó, ¡Ya veo! ", dijo él, " ¡El Elefante se parece mucho a una soga!''

Y estos hombres de indostaní discutieron ampliamente y a alta voz. Cada uno en su opinión afirmando firme y fuertemente, Aunque cada uno, parcialmente estaba en lo correcto, ¡todos estaban equivocados!

Moraleja de la Historia:

Muchas veces en guerras teológicas, los que discuten, creo yo, Critican lo que el uno y el otro quieren decir, en completa ignorancia, Y vagamente hablan de un Elefante - "¡que ninguno de ellos ha visto!”

¿Elefante?

El mensaje de este poema se aplica muy bien al mundo religioso de hoy, respecto a las opiniones que ofrecen hombres y mujeres, concerniente a La Iglesia de Dios. Hay muchas teorías con referencia a lo que constituye La Iglesia del Señor, al igual que en la manera que uno viene a ser miembro de ella. Cada uno en su propia opinión discute ampliamente y a alta voz, convencido que su perspectiva en el asunto es la correcta. Pero la mayoría de la gente es como los hombres ciegos que "vieron" el elefante. Ellos tienen un entendimiento limitado y sacan conclusiones sin haber visto el " elefante" entero. Aquellos que tienen buena vista y han visto un elefante, nunca dirían que se parece a una pared, lanza, abanico, árbol, soga, o serpiente. Ellos han visto la bestia completa y saben que se parece a un..... bueno, ¡un elefante!

Mientras que la mayoría de la gente tiene ideas preconcebidas sobre la naturaleza de La Iglesia de Dios, algunas de las cuales podrían estar basadas en las escrituras, esto no indica que no estén bajo error. Hay muchos misterios mencionados en la Biblia, tal como el misterio del rapto (1 Co. 15:51), el misterio de iniquidad (2 Ts. 2:7), el misterio de la piedad (1 Ti. 3:16), y los misterios del reino de Dios (Le. 8:10). Un misterio es algo que esta fuera de la comprensión humana. Cuando Pablo habló concerniente a la relación entre Cristo y Su Iglesia, dijo que esta relación (es un) '' .. . misterio grande ... " (Ef. 5:32). Siendo que la naturaleza de la Iglesia es un misterio, uno no puede esperar descubrir o entenderlo a través del simple intelecto humano, antes debe buscar en oración la sabiduría de Dios quién es el único que nos lo puede revelar.