NUESTRO LIBRE ALBEDRÍO (ELECCIONES)

Dios creó al hombre a Su imagen. Él nos creó con un libre albedrío para que voluntarios pudiéramos rendir culto y obediencia a Él. Tenemos la libertad de escoger si servimos o no al Señor. No obstante, hay consecuencias debido a nuestras elecciones. Algunas de estas consecuencias se obtienen aquí en la tierra, como veremos en esta lección. Si a fines de esta vida un hombre todavía no ha encomendado su camino al Señor, hay una última consecuencia, de la cual se hablará en la próxima lección.

“Enséñame, OH JEHOVÁ, el camino de tus estatutos, y lo guardaré hasta el fin”. (Salmos 119:33)

I. Las Elecciones

La definición del vocablo elección es la acción de elegir; escoger u optar; una alternativa. El vocablo elegir significa preferir o decidir; escoger de varias posibilidades. Hay un poema por un autor desconocido que dice, “Hay una elección que usted tiene que hacer, en todo lo que haga. Y usted siempre debe tener en cuenta que; la elección que haga la hace usted”. Pensando en esto, veremos a dos tipos de elecciones.

A. LAS ELECCIONES QUE AFECTAN EL ALMA

Las elecciones que afectan el alma son simples, día a día esas elecciones pueden afectar nuestras vidas y a otros alrededor de nosotros, pero no nos afectan espiritualmente. Estas elecciones a menudo llegan a ser hábitos, y sin saber escogemos lo que se debe y lo que no se debe hacer. Las elecciones que afectan el alma a menudo se hacen reactivamente dependiendo de la situación. Estas podrían ser como escoger el color de un traje o pantalones que usted usaría para ir a la iglesia esta noche, o qué clase de sándwich se comería para el almuerzo.

B. LAS ELECCIONES QUE ALTERAN EL ALMA

En contraposición, las elecciones que alteran el alma son de gran importancia. Ellas tienen un efecto absoluto en su vida espiritual y/o su destino eterno. Estas elecciones a menudo ocurren durante los tiempos de tentación del diablo. Él desea confundir a usted. Quiere que usted piense que esta decisión es sólo una elección simple, día a día, que afecta el alma y que usted sólo necesita reaccionar a eso.

Las elecciones que alteran el alma por lo general alimentan sus emociones o sus sentimientos. Lo que usted escoja puede alterar o cambiar su condición espiritual actual o su destino eterno. Estas elecciones necesitan hacerse con determinación, teniendo en cuenta la voluntad de Dios conforme a Su Palabra y la dirección y guía del Espíritu Santo.

II. Cómo Decidir

Cuando usted tiene que hacer una elección, ¿cómo usted se decide? Beneficiaría a cada uno de nosotros memorizarnos los siguientes pasajes para que nos ayuden con cada decisión: Salmos 119:29-33; Salmos 143:8-10.

Además, la Biblia está llena de ejemplos para nuestro aprendizaje. En 1 Corintios 10:11 dice, “Y todas estas cosas les acontecieron como ejemplo; y son escritas para amonestarnos a nosotros, sobre quienes los fines de los siglos han venido”. El Antiguo Testamento nos da instrucciones valiosas en cuanto a hacer elecciones si prestamos atención a ellas.

A. EJEMPLOS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

Los ejemplos de las personas que tuvieron que hacer elecciones y que hicieron malas elecciones son Eva, David, y Lot, sólo para mencionar a algunos.

1. La Elección De Eva (Génesis 3)

¿Qué elección hizo Eva? Comer o no comer, servir a Dios o darle la espalda a Él en desobediencia. Ella escogió desobedecer, darle la espalda al mandamiento de Dios, pero ella se lamentó y pagó caro por eso. En realidad, todos los que estamos aquí hoy todavía estamos pagando por la elección que ella hizo. A causa de lo que ella hizo, vivimos en un mundo lleno de pecado. ¡Fue por Adán y Eva que el pecado entró en el género humano—¡Qué elección!

2. La Elección De David

Ahora, veamos a David y su mala elección que hizo. ¿Cuál era? 2 Samuel 12 nos revela que él vio a una mujer hermosa que se estaba bañando. Él tuvo la elección de rechazar o dejar a la lujuria apoderarse de él. Escogió esto último. Él cometió adulterio con Betsabé, pero igual que Adán y Eva pagaron caro, de igual manera pagó David. Cosechó lo que él sembró para muchos años más. ¿Cómo? Él pagó con la muerte de su hijo recién nacido. Pagó con que a su hija su medio hermano le faltó al respeto. Él pagó con la muerte de su otro hijo por obra de un hermano vengativo. Pagó con que ese hijo llevó a cabo una revuelta, que lo avergonzó públicamente y cuya muerte trajo aún más aflicción a David. ¡Oh, su elección le costó mucho a él y a su familia! ¡Piense acerca de eso!

3. La Elección De Lot

¿Qué tal un hombre que tuvo que tomar una decisión de dónde vivir? Lot hizo una mala elección que le costó muchísimo. En Génesis 13, su tío, Abraham, le sugirió que eligiera dónde vivir. ¿Cuáles fueron los resultados de su mala elección? Él se vio involucrado en una guerra y secuestro. Se hallaba oprimido y atormentado por los ciudadanos impíos de Sodoma. (Véase a 2 Pedro 2:7, 8.) Lot era un varón justo que hizo una mala elección de dónde vivir. No obstante, Dios obró un medio de escape y Lot lo aceptó. Él no podía mirar atrás o el juicio caería sobre él. (¡Fíjate lo que le aconteció a su esposa cuando ella hizo exactamente lo mismo! Ella deseaba volver allá. Ella lo echaba de menos, lo extrañaba y fíjate lo que le aconteció a ella cuando miró atrás en desobediencia). A causa de la elección de Lot de dónde vivir él perdió todas sus posesiones. Él perdió a su esposa. Llegó al estado de embriaguez por obra de sus hijas y engendró a dos hijos en ellas (Génesis 19), los resultados de que las generaciones han sido azotadas con plagas a causa de las naciones que nacieron fuera de esta.

Cuando Lot escogió vivir en Sodoma, ¿cree usted que él alguna vez se imaginó que esta elección simple afectaría a sus descendientes para siempre? Sus hijas tuvieron hijos que serían dos enemigos poderosos contra Israel (los Moabitas y los Amonitas). ¿Cómo comenzó todo este mal? Génesis 13:12 nos dice que la decisión que hizo Lot de dónde vivir hizo toda la diferencia, porque él puso sus tiendas hasta Sodoma. El versículo 13 da más discernimiento: “Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores para con JEHOVÁ en gran manera”. Lot y las generaciones después de él han obtenido las consecuencias de su elección de dónde vivir.

B. LAS CONSECUENCIAS QUE HAY QUE CONSIDERAR

¡Estas eran personas reales quienes en verdad hicieron elecciones que aún hacen un impacto en nosotros hoy en día! De todas maneras estas personas no son las únicas. Moisés hizo la elección de mandar a la gente a dar carta de divorcio contra la voluntad de Dios. La gente continúa usando esto como una excusa para divorciarse hoy en día, aún contra la voluntad de Dios. ¿Qué tal la elección de Sara de adelantarse a la promesa de Dios y la habilidad de escoger el momento oportuno para dar a Hagar a Abraham para que le diera un hijo? Ese hijo era Ismael de quien vino el pueblo musulmán. ¿Puede usted ver las consecuencias de esa elección? ¿Acaso no debería cada uno de nosotros considerar las consecuencias, a corto plazo y a largo plazo, antes de decidir desobedecer al Señor? ¿Qué elección ha hecho que está haciendo un impacto no sólo en usted sino también en aquellos que están a su alrededor?

III. Las Elecciones Personales

A. LA GRAN ELECCIÓN (JUAN 3:16)

¿Cuál es la gran elección que usted siempre hará? Es la elección de arrepentirse y servir a Jesucristo como Señor y Salvador. Esta elección determina su lugar en la eternidad, y tendrá una relación en cada decisión que haga.

B. LA ELECCIÓN DE UNA PROFESIÓN

Otra elección es una profesión. La elección incorrecta que usted haga le podría conducir a la ruina o a la dificultad financiera o le podría proveer de abundancia financiera pero conduce a la ruina espiritual o a la penuria. La elección que usted haga puede tener un efecto perdurable en su familia, pero lo más importante sobre su servicio al Señor es que puede tener consecuencias eternas. Lea y considere a Mateo 6:33. Todo lo que hagamos o no hagamos debe ser con este versículo en mente.

C. LA ELECCIÓN DE AMISTADES

Otra elección es esa de las amistades. Un amigo íntimo puede ser una bendición maravillosa pero las malas amistades pueden ser una maldición. ¿Acaso usted tiene comunicación con una persona que está tratando sutilmente apartarlo del Señor? ¡CORRA! No tenga comunicación con ella. ¡Corte toda comunicación con ella si eso es lo que es necesario hacer! (Léase a 1 Corintios 15:33.)

D. LA ELECCIÓN DE UNA ESPOSA(O) (PROVERBIOS 21:9; 26:21; 1 CORINTIOS 6:16)

Otra elección es el compromiso o el noviazgo, para casarse o no casarse. Algunos escogen vivir solteros. A quién usted escoja como para esposa(o) hará en gran parte un impacto en su grado de felicidad. Sin divorciarse como una opción, la elección que usted haga es de suma importancia. Puede significar una vida de miseria a medida que usted trata de servir al Señor si su esposa(o) no le sirve al Señor. Esto podría significar que, usted, tenga todas las de perder con el Señor. ¡La elección correcta puede hacer toda la diferencia, así que guarde su corazón!

E. LA ELECCIÓN DE DÓNDE VIVIR

Cada uno de nosotros tendremos que hacer frente en algún punto con la elección de dónde vivir. A veces las profesiones que las personas escogen requieren que vivan en ciertas áreas. Esto puede significar vivir en un lugar donde no hay una Iglesia establecida. Esta es una situación increíblemente difícil y muchas veces las personas se descarrían, porque no pueden tener confraternidad con otros cristianos y ser animadas por la sana doctrina. ¡Tenga cuidado dónde escoge vivir! Tenga cuidado dónde escoge criar a sus hijos, porque definitivamente les hará un impacto como se lo hizo a Lot. Con cada elección tenga en consideración si le ayudará o le impedirá su servicio a Dios y Su Iglesia. El resultado puede ser toda una vida de consecuencias.

IV. Hay Que Hacer Elecciones Correctas

¿Cómo usted puede hacer elecciones correctas? Pídale a Dios por sabiduría, y estudie Su Palabra para instrucción. Ore y ayune respecto a las decisiones que alteran la vida. No vaya contra la voluntad obvia de Dios para su vida. Busca a otros, cristianos adultos con más madurez, para un consejo y oración. Haga decisiones santas y permanezca en ellas. ¡No permita que el diablo haga a usted descarrilarse!

CONCLUSIÓN

“Y si mal os parece servir a JEHOVÁ, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a JEHOVÁ” (Josué 24:15). ¡Usted puede escogerservir a Dios, vivir en justicia, hacer lo recto, permanecer activo en la iglesia, no desanimarse, y no volver a sus antiguos caminos de vida! Por la gracia de Dios, es posible hacer una decisión con conciencia para servir al Señor y permanecer en Él. ¡Alabado sea Dios!

Tesoros de La Verdad