OTROS ESTUDIOS

Estudios de La Iglesia de Dios

El Cuerpo, Alma y Espíritu

"Cuerpo: Es el barro formado como humano y que algún día se hará polvo. Génesis 2:7 dice: “Formo, pues, Jehová Dios (lo hizo manualmente) al hombre del polvo de la tierra, y alentó en su nariz soplo de vida; (puso espíritu, si no respira se muere) y fue el hombre alma viviente.” Lo hizo con alma inmortal, si no el texto dijera hizo al hombre con alma mortal. Una gran verdad es que al formar Dios al hombre puso espíritu esto quiere decir que le dio vida ya que soplo en su nariz dándole vida. El alma es el ser inmortal. La Biblia versión 1960 dice: “Y fue el hombre un ser viviente” (no mortal).

El cuerpo es el que volverá a la tierra cuando termine su vida. Esto es cuando el espíritu (soplo de vida) salga del hombre. Génesis 3:19 dice: “En el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra; porque de ella fuiste tomado (formado): pues polvo eres, y al polvo serás tornado.” Job 10:8 y 9 dice: “Tus manos me formaron y me compusieron todo en contorno: ¿y así me deshaces? v.9 Acuérdate ahora que como lodo (barro) me distes forma ¿y en polvo me has de volver?” Job 21:26 dice: “Igualmente yacerán ellos en el polvo, y gusanos los cubrirán.” Eclesiastés 3:20 dice: “Todo va a un lugar: todo es hecho del polvo, y todo se tornara en el mismo polvo.” Eclesiastés 12:7 nos dice: “Y el polvo se torne a la tierra, (así como Dios le dijo a Adam) como era, y el espíritu se vuelva a Dios que lo dio (la vida la da Dios).”

Espíritu: Volviendo al texto de Génesis 2:7; el espíritu es el soplo de vida que Dios puso en la nariz del hombre que formó, y es por la nariz cuando nos damos cuenta si una persona vive o dejo de vivir. En la nariz es donde Dios soplo, poniendo en la nariz del hombre soplo de vida.

La palabra espíritu significa “Halito”, “aliento”, “el aire que se respira”. En una palabra es la vida. En el libro de Jueces 15:19 dice: “Entonces quebró Dios una muela que estaba en la quijada, y salieron de allí aguas, y el bebió, y recobró su espíritu (vida física) y reanimóse.” El Salmo 33: 6 dice: “Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, y todo el ejercito de ellos por el espíritu de su boca.” Génesis 2:7 “… Y alentó en su nariz soplo de vida…” y Job 7:7 dice: “Acuérdate que mi vida es viento… (Soplo de vida en la nariz del hombre).” Eclesiastés 1:17 dice: “Y di mi corazón a conocer la sabiduría, y también a entender las locuras y los desvaríos: conocí que aun esto era aflicción de espíritu.” Lo espiritual no percibe o no siente. Aquí se refiere a una aflicción física. Un espíritu inmortal no siente. El verso 18 corrobora que se refiere a una aflicción física, leamos “Porque en la mucha sabiduría hay mucha molestias; y quien añade ciencia, añade dolor.” Sin duda se refiere al dolor que sufren los que tienen vida. Algunos dice: “una vida de aflicción.” Génesis 7:21 y 22 dice: “Y murió toda carne que se mueve sobre la tierra” verso 22 “Todo lo que tenía aliento de espíritu de vida en sus narices, de todo lo que había en la tierra, murió.” En Hechos 7:59 vemos que cuando Esteban murió apedreado pudo decir “Señor Jesús, recibe mi espíritu (mi vida).” Cuando el Señor Jesús murió vemos en el libro de Lucas 23:46 que dice: “Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: ( Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu (vida) y habiendo dicho esto, espiro (último suspiro del humano cuando muere)).” Juan 6:63 dice el Señor “El espíritu es el que da vida; la carne nada aprovecha: las palabras que yo os he hablado, son espíritu (vida espiritual) y son vida.” Así que el espíritu en la conformación del humano, es el que mueve al cuerpo. Santiago 2:26 dice: “Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto…” Este texto claramente afirma que el cuerpo sin espíritu está muerto. Podemos ver claramente que el espíritu es el que mueve al cuerpo. Apocalipsis 1:10 dice Juan: “Yo fui en el Espíritu (dejo el cuerpo como muerto) en el día del Señor...” Aquí hay muchas experiencias para comentar. Yo puedo testificar que unas dos o tres veces mi espíritu abandono mi cuerpo para cumplir algún propósito divino ¡Gloria a Dios! Con todas las escrituras mencionadas anteriormente podemos ver que el espíritu en el humano es el que mueve al cuerpo, es el que da vida, es el soplo que puso Dios en la nariz del hombre. Esto lo podemos notar porque cuando alguien muere deja de respirar. Se va el soplo de vida.

Alma: es la persona pero inmortal. Alma en Hebreo es Napash, se refiere a la esencia de la vida, ser, persona, corazón. Podemos ver el alma en la formación del hombre ahí en Génesis 2:7. También en esta escritura podemos ver cómo fue configurado el hombre con: Cuerpo ( formo, pues, Jehová Dios al hombre) Espíritu ( y alentó en su nariz soplo de vida ) alma ( y fue el hombre en alma viviente (eterna no mortal) ). En Job 27:2-4 dice: “Vive Dios, el cual ha apartado mi causa, y el Omnipotente, que amargó el alma mía, que todo el tiempo, que mi alma estuviere en mi (en su cuerpo), y hubiere halito de Dios en mis narices (el espíritu), mis labios no hablarán iniquidad…” El alma es el personaje inmortal, es la que goza o sufre las consecuencias buenas o malas, por eso el Señor dijo “Mi alma está muy triste hasta la muerte” Mateo 26:38. Lo mismo María cuando el ángel le aviso que ella era el vaso escogido para que naciera el Salvador dijo: “…En gradece mi alma al Señor…” Alma es el cuerpo inmortal. El Salmo 23:3 dice: “…Confortará mi alma…” El Salmo 25:1 dice: “A Ti oh Jehová, levantaré mi alma…” Salmo 42:1 dice: “Como el siervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti, oh Dios, el alma mía.” En los Salmos hay muchas citas como estas en las cuales podemos ver que es el alma el ser inmortal quien por ser inmortal es la que sufrirá o gozara lo que se haga a través del cuerpo. 2a Corintios 5:10 dice: “Porque es menester que todos nosotros parezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que hubiere hecho por medio del cuerpo, ora sea bueno ó malo “Esto quiere decir que debemos cuidar nuestro cuerpo de no pecar porque nuestra alma sufrirá si pecamos o gozará de la vida eterna si no peca. 2a de Corintios: 5: 8 y 9 dice: “Mas confiamos, y más quisiéramos partir del cuerpo, y estar presentes al Señor. V.9 Por tanto procuremos también, o ausentes (sin cuerpo mortal solo el cuerpo espiritual, esto es el alma) o presente (ante el Señor con el cuerpo inmortal) serle agradables.” Mateo 10:28 dice nuestro Señor Jesucristo: “… No temáis a los que matan el cuerpo, mas al alma no pueden matar (es inmortal) temed a aquel que puede destruir el alma …” Lucas 12:19 y 20 dice del rico: “Y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes almacenados para muchos años; repósate, come, bebe, huélgate. Y dijole Dios: Necio esta noche vuelven a pedir tu alma; y lo que has prevenido, ¿De quién será?.” Mateo 6:19 dice: “No hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompe, y donde ladrones minan y hurtan; Mas haceos tesoros en el cielo, donde ni polilla, ni orín corrompe, y donde ladrones no minan (roban) ni hurtan. “ Estos versos nos hablan de que el alma (El cuerpo inmortal) sufrirá o gozara lo que aquí el cuerpo mortal haga. Lea 2a Corintios 5:10.

Podemos continuar mencionando muchos más versículos para comprobar este tema pero terminare con estos pasajes bíblicos que nos dicen que el cuerpo mortal es uno y el cuerpo espiritual (alma) es otro. 1a Reyes 17:20-22 dice así: “Y clamando á Jehová, dijo: Jehová Dios mío, ¿Aun á la viuda en cuya casa yo estoy hospedado has afligido, matándole a su hijo? Y midióse sobre el niño tres veces, y clamó á Jehová, y dijo: Jehová Dios mío, ruégote que vuelva el alma de este niño a sus entrañas. Y Jehová oyó la voz de Elías, y el alma del niño, volvió a sus entrañas y revivió.” Esto nos muestra que cuando se muere el alma sale del cuerpo y se va al lugar destinado por Dios. El Apóstol Pablo, en Troas, en una de sus predicaciones siendo noche se cayó del tercer piso un joven llamado Euticho^; Hechos 20 verso 9 dice: “…Como Pablo disputaba largamente, postrado del sueño cayo del tercer piso abajo, y fue alzado muerto.” Verso 10 “Entonces descendió Pablo, y derribose sobre él, y abrazándole, dijo: No os alborotéis, que su alma está en él (aun no salía del cuerpo).” En la parábola del Rico y Lázaro Lucas 16:22 dice: “Y aconteció que murió el mendigo (dejo de existir el cuerpo mortal), y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham: y murió también el rico, y fue sepultado (Los cuerpos mortales van al sepulcro).” El verso 23 dice: “Y en el infierno alzó sus ojos, estando en los tormentos, y vio Abraham de lejos, y á Lázaro en su seno.” Obviamente eran las personas del rico y de Lázaro pero estaban con sus cuerpos (almas) inmortales. Apocalipsis 20:4 dice: “Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos, y les fue dado juicio; y vi las almas de los degollados por el testimonio de Jesús, y por la palabra de Dios…” Esto nos muestra que esas almas eran personas inmortales que recibirían su premio por haber hecho el trabajo de Dios.

Hay muchas más escrituras con las que comprobamos que:

  1. El espíritu es la vida (soplo de vida dado por Dios)
  2. El Alma es el cuerpo (persona Inmortal)
  3. El cuerpo es el depósito pero este es mortal y este volverá al polvo cuando muera así como Dios lo estableció.

Contactenos