OTROS SERMONES

Sermones de La Iglesia de Dios

LA IMPORTANCIA DE LA REVELACIÓN, PARA ENTENDER EL MISTERIO DE LA IGLESIA

"Génesis 28:16-19 “16Y despertó Jacob de su sueño dijo: Ciertamente Jehové está en este lugar, y yo no lo sabía. 17 Y tuvo miedo, y dijo: ¬Cuán terrible es este lugar! No es otra cosa que casa de Dios, y puerta del cielo. 18 Y levantóse Jacob de mañana, y tomó la piedra que había puesto de cabecera, y alzóla por título, y derramó aceite encima de ella. 19 Y llamó el nombre de aquel lugar Beth-el, bien que Luz era el nombre de la ciudad primero.”

Todos los que conocemos la historia de Jacob, sabemos que en ésta ocasión, Jacob iba huyendo de su hermano Esaú, y en obediencia a su Padre Isacc, iba de camino a Padam--aram, para buscar una esposa que fuera de la familia de su padre. También sabemos que la esposa de Cristo, debía ser de la familia de su Padre, o sea de personas nacidas de nuevo. Pues antes de ser llamados los apóstoles, para ser los primeros miembros de la Iglesia, en Marcos tres trece, ya habían tomado la decisión de recibir a Cristo como su salvador, y por lo tanto ya habían entrado al reino de Dios, lo que muchos no entienden es que el reino y la Iglesia no son la misma cosa, y que primero hay que ser salvos para luego ser parte del cuerpo de Cristo.

Lo que el pasaje bíblico nos narra es que cuando Jacob despertó del sueño, recibió la revelación de la Iglesia, cuando dijo ciertamente Jehová está en este lugar, y yo no lo sabía. Y tuvo miedo, (y tuvo temor de Dios), y dijo: cuán terrible es este lugar! No es otra cosa que casa de Dios, y puerta del cielo.

Después vemos a Jacob, primeramente consagrando el lugar al derramar aceite sobre la piedra, que le había servido de almohada, y luego le da el nombre de Beth-el, un nombre que significa casa de Dios, éste nombre fue muy importante en el A T tanto por razones geográficas como religiosas. A causa de las corrientes de agua abundantes, la región era fértil y atractiva para los asentamientos. Así como en la casa de Dios, o la Iglesia de Dios, el hijo pródigo dijo: en la casa de mi padre hay abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre, así como en el la Iglesia de Dios hay abundante enseñanza, en cambio en el mundo religioso algunos ya no saben que predicar porque ya se les acabó el mensaje, y se han dado a la tarea de llenar el vacío con atracciones mundanas.

Aunque el lugar ya se llamaba luz primero, esto me recuerda lo que Cristo le dijo a la Iglesia "Vosotros sóis la luz del mundo, una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder”. Jacob continuó comprometiéndose a pagar los diezmos, sin que nadie le enseñara al respecto, solamente porque estaba agradecido de la gran revelación en la cual él miraba una escalera de la tierra hacía el cielo, y ángeles que subían y bajaban, todo esto está relacionado proféticamente con el establecimiento de la Iglesia , cuando Jesucristo hablaba con Natanael le dijo:

Juan 1:50-51 “50 Respondió Jesús y díjole: ¿Porque te dije, te vi debajo de la higuera, crees? cosas mayores que éstas verás. 51 Y dícele: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del hombre.”

Lo mismo que vio Jacob, en la revelación de la escalera, ángeles que subían y ángeles que bajaban, o sea que la venida de nuestro Salvador y su muerte en la cruz derribo la barrera de separación entre Dios y el hombre, cuando el velo del templo se rompió de arriba hacia abajo, ya no tenemos que mendigar, porque todos los beneficios están disponibles, siempre y cuando no seamos rebeldes al espíritu de la profecía, sin profecía el pueblo será destruido dijo el profeta, no puede haber una Iglesia si no ha sido profetizada por los profetas , todos los movimientos religiosos no tienen identidad profética, porque se formaron en su mayoría después de la reforma protestante, tiempo para el cual el antiguo testamento ya había sido terminado, por lo tanto cualquier denominación establecida en los tiempos modernos por naturaleza no es profética, porque ser una Iglesia profética es estar registrada en las profecías de los profetas, y tener cumplimiento en el nuevo testamento, lo cual solo la Iglesia de Dios establecida por nuestro Salvador podía tener ya que no es una prerrogativa para el hombre común sino para el Dios hecho hombre.

¿EN QUÉ, CONSISTE UNA REVELACIÓN?, una revelación consiste en el hecho de entender algo que había estado oculto a los ojos de nuestro entendimiento, y de repente se logra visualizar y ampliar de tal manera que podemos relacionar eventos con la seguridad de que no estamos equivocados, como lo hizo Jacob cuando dijo: Ciertamente Jehová está en este lugar y yo no lo sabía, ¡Cuán terrible es este lugar! No es otra cosa que casa de Dios, y puerta del cielo. Sí relacionamos este evento con la respuesta que le dio Pedro a Jesús, cuando Jesús les hizo la pregunta a los doce : ¿ Y vosotros quien decís que soy ?, con toda libertad Pedro le dijo tú eres el Cristo el Hijo del Dios viviente, su respuesta fue categórica, con seguridad, posiblemente en otro tiempo quizá no hubiera respondido con tanta libertad y seguridad pero en aquel momento, Todo le quedó muy claro en su mente, no había lugar a dudas, porque en un instante pudo relacionar todos los eventos anteriores, y llegar a una conclusión indudable de la persona de nuestro Salvador, lo cual produjo una reacción de bienaventuranza hacía Pedro de parte de Jesús cuando le dijo: Bienaventurado eres Simón hijo de Jonás; .porque no te lo reveló carne ni sangre, mas mi Padre que está en los cielos.

Más yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre ésta piedra edificaré mi iglesia. De tal manera que la iglesia está edificada sobre la piedra del mutuo entendimiento y la revelación divina, lo cual es lo mismo que decir: el conocimiento que los discípulos tienen de Cristo y el conocimiento que Cristo tiene de los discípulos.

Un acuerdo en donde no hay lugar para la deslealtad, porque el fundamento del edificio o de la casa, ha sido puesto sobre la roca, del acuerdo mutuo y la revelación divina.

Es importante reconocer que los patriarcas, pudieron ver con los ojos del entendimiento, con muchísimos años de anticipación el cumplimiento de las promesas, y todo lo que hicieron estaba diseñado conforme al propósito eterno de Dios, pues así como Isaac, aconsejó a Jacob respecto a de donde debía tomar esposa también lo había hecho Abraham. Génesis 24:1-9.

Y ABRAHAM era viejo, y bien entrado en días; y Jehová había bendecido a Abraham en todo. Y dijo Abraham a un criado suyo, el más viejo de su casa, que era el que gobernaba en todo lo que tenía: Pon ahora tu mano debajo de mi muslo, Y te juramentaré por Jehová, Dios de los cielos y Dios de la tierra, que no has de tomar mujer para mi hijo de las hijas de los Cananeos, entre los cuales yo habito; Sino que irás a mi tierra y a mi parentela, y tomarás mujer para mi hijo Isaac. Y el criado le respondió: Quizá la mujer no querrá venir en pos de mí a esta tierra: ¿volveré, pues, tu hijo a la tierra de dónde saliste? Y Abraham le dijo: Guárdate que no vuelvas a mi hijo allá. Jehová, Dios de los cielos, que me tomó de la casa de mi padre y de la tierra de mi parentela, y me habló y me juró, diciendo: A tu simiente daré esta tierra; él enviará su ángel delante de ti, y tú tomarás de allá mujer para mi hijo. Y si la mujer no quisiere venir en pos de ti, serás libre de este mi juramento; solamente que no vuelvas allá a mi hijo. Entonces el criado puso su mano debajo del muslo de Abraham su señor, y júrale sobre este negocio.

No hay duda que todo evolucionó de acuerdo a la presciencia de Dios, pues desde que hizo una esposa para el primer Adam, también estaba en el diseño desde el principio que su Hijo el segundo Adam también tuviera una esposa. ESTAS MUJERES, tanto Rebeca como Raquel, fueron un tipo de la Iglesia, así como Isaac y Jacob tipificaron a Cristo, también eran estériles, una señal de que la Iglesia no es numerosa en membresía, por eso el profeta Isaías le dice " Alégrate o estéril la que no paría da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto, porque más son los hijos de dejada, que de la que tiene marido, literalmente refiriéndose, a Raquel y Lea, pero espiritualmente refiriéndose a la Iglesia y al sistema religioso, denominacinal Isaías 54:1.

El libro de Hebreos habla de Abraham, como alguien que tenía la completa seguridad, de que Dios iba a establecer la iglesia. Hebreos 11:9-10.

Por fe habitó en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en cabañas con Isaac y Jacob, herederos juntamente de la misma promesa: Porque esperaba ciudad con fundamentos, el artífice y hacedor de la cual es Dios. La razón por la que estos varones habitaron en tiendas de campaña, era porque estaban seguros de que en este mundo no había nada permanente; y esperaban el establecimiento de una ciudad, que tuviera los cimientos tan fuertes, que pudiera prevalecer, de tal manera que las puertas del infierno, no pudieran prevalecer contra ella. Así como la Iglesia cayó en la apostasía, y fue silenciada por 1578 años, tiempo en el cuál las tinieblas y la oscuridad cubrieron la tierra. Pero se levantó en cumplimiento a la profecía de Isaías 60:1, y aunque todos no quieren saber nada de ella, está aquí para dar testimonio de que las puertas del infierno no la pudieron hacer desaparecer por completo; que su desaparición solo fue temporal, para dar tiempo a la humanidad para que ninguno perezca sino que todos procedan al arrepentimiento, no solo de sus pecados sino también de la creencia de que no hay un orden establecido, y que la anarquía y el individualismo, no tiene espacio en el propósito de Dios.

La ciudad con fundamentos que esperaba Abraham, era la iglesia de Dios, la cual debía ser edificada, en el fundamento de apóstoles y profetas, nuevo testamento y antiguo testamento. Por eso la Iglesia de Dios o la casa de Dios es conocida por el apóstol Pablo, por columna y apoyo de la verdad bíblica, donde los pensamientos de los hombres no se aceptan como los pensamientos de Dios, y donde la interpretación del evangelio o la palabra esté respaldada por el contexto, de toda la biblia correctamente dividida, o del libro entero.

Ministro José Urbina

Contactenos