OTROS SERMONES

Sermones de La Iglesia de Dios

¡El Monte Hatín + DOS!

"¿El Monte Hatín más dos? ¿Qué significa esto? Siga leyendo mi querido amigo, y vea lo que el Señor ha estado haciendo en Israel, comenzando con la primera parte del título, “El Monte Hatín”.

Nos complace reportar que Dios sigue bendiciendo nuestros esfuerzos de colocar una nueva Marca Memorial del Establecimiento de la Iglesia en el Monte Hatín.

El 21-29 de octubre nuestro Tesorero General, Kevin Werkheiser, y yo fuimos a Israel para dar los toques finales a los arreglos relativos a la construcción de la nueva Marca Memorial del Establecimiento de la Iglesia en el Monte Hatín. Nos reunimos con los varones que están ayudando con los varios aspectos del proyecto; Roee, el Guardafauna del Distrito que supervisa el Parque Nacional donde el monumento será colocado; el subcontratista de construcción Ziad Gadir, que ha sido contratado para quitar la marca antigua y preparar el fundamento para la nueva; y Suleiman, un ingeniero del gobierno que es responsable de asegurar que la nueva marca cumpla los requisitos.

Viajamos a la Ribera Occidental para reunirnos con un árabe, Michael Hinn, que nos está ayudando con la traducción de las palabras que serán grabadas en el monumento. Durante nuestra visita Amos Davidwick fue nuestro chofer, nuestro fiel amigo que desde que se inició el proyecto ha servido como nuestro representante, y a quien Dios ha usado para vencer obstáculos que parecían imposibles superar.

Le damos gracias al Señor por reunir a un grupo especial de personas para la construcción de este monumento. De las religiones de judaísmo, islam, druso y cristiana, Dios ha reunido varones para construir un monumento que honre el establecimiento de la Iglesia por Jesucristo sobre los Cuernos de Hatín. Esto añade un nuevo sentir a la profecía, “…los hijos de los extranjeros edificaran tus muros…” (Is. 60:10). Nuestra oración es que Dios haga meditar en el mensaje de Cristo y Su Iglesia a todos los involucrados. Sería maravilloso verlos a todos salvos y como miembros de la gloriosa Iglesia de Dios.

Al momento de escribir este artículo, el monumento antiguo ha sido removido, y un fundamento nuevo será preparado para el monumento nuevo. La nueva marca viene de China y es de granito negro. Ésta será cortada y pulida, después será enviada a Israel donde se le hará su grabado. La marca será instalada sobre el Monte Hatín durante esta primavera o temprano en el verano. Vea las páginas centrales de esta Luz Vespertina para observar rendiciones digitales que confieren un retrato de la figura de la marca.

Ahora, la parte de nuestro mensaje que dice “más dos”. Cuando estuve en Israel un año antes de este viaje, visité un lugar llamado “Tumba del Huerto”. Muchos creen, con fuerte apoyo bíblico, que esta es la área donde Jesucristo fue crucificado, enterrado y resucitado. Es un lindo huerto en Jerusalén, justo al norte de la muralla norteña de la “Antigua Ciudad”. Desde el huerto uno puede ver el “lugar…de la Calavera”, una formación de piedras que hacen la forma de una calavera humana como menciona Juan 19:17, “Y llevando su cruz, salió al lugar que se dice de la Calavera, y en hebreo, Gólgota”. Aquí, el 10 de marzo del 1969, nuestros antepasados colocaron una tabla de piedra declarando la crucifixión de nuestro Señor.

Junto a este lugar está una tumba (Juan 19:41), claramente la tumba de un hombre rico (Is. 53:9), cavada en el costado de una piedra. Este puede ser el lugar donde el hombre rico, José de Arimatea, junto con Nicodemo, llevaron el cuerpo de nuestro Señor Jesucristo para enterrarlo. Frente a esta tumba nuestros antepasados colocaron otra tabla de piedra con la siguiente inscripción, “Tomaron pues el cuerpo de Jesús, y envolviéronlo en lienzos con especias, como es costumbre de los judíos sepultar. Y en aquel lugar donde había sido crucificado, había un huerto; y en el huerto un sepulcro nuevo, en el cual aún no había sido puesto ninguno. Allí, pues, por causa de la víspera de la Pascua de los judíos, porque aquel sepulcro estaba cerca, pusieron a Jesús” (Juan 19:40-42).

Mientras yo estaba parado allí ante este sepulcro mirando nuestra marca que nos cuenta del entierro del Señor, llegó una dama y empezó a leer las Escrituras de la tabla. Se puso a llorar, se arrodilló y empezó a alabar al Señor. El mensaje del amor de Dios a través de Jesucristo la había abrumado. Me uní a ella por unos momentos de oración y alabanza al Salvador. Ahora, piense. Estas marcas han estado en la Tumba del Huerto por casi 45 años. Casi 250,000 personas visitan la Tumba del Huerto cada año. Millones de personas han pasado por este huerto y han leído el mensaje grabado en piedras por nuestros antepasados. Todos los días las almas son bendecidas por el trabajo de la Asociación de la Marca de la Iglesia de la Profecía en ese huerto. ¡Solamente el Señor conoce cuántas almas han sido salvas mientras leían el glorioso mensaje del Hijo de Dios muriendo y siendo resucitado para la salvación del mundo! No permitas que nadie te diga que el programa de marcaciones de la AMIP es un ministerio muerto. ¡Aún durante los años que no estuvimos levantando nuevas marcas las antiguas le han estado hablando a millones de personas!

La tabla en el lugar de la crucifixión está bien desgastada y necesita ser reemplazada. Cuando estuve allí en diciembre, quise reunirme con el director de la Tumba del Huerto, para preguntar si él podía considerar darle permiso a La Iglesia de Dios para reemplazar la tabla, pero él no estaba disponible. En nuestro viaje reciente a Israel pude encontrar al director. Le pregunté si podía considerar darnos permiso para reemplazar la tabla en el lugar de la crucifixión. Él me preguntó que si que pensábamos de los idiomas actuales (están escritos en inglés, hebreo y griego). Le dije que preferíamos usar inglés, hebreo y árabe. El director se emocionó bastante y respondió que eso era exactamente lo que quería. También dijo que durante los últimos dos años había considerado reemplazar las tablas, pero ahora estaba a punto de tomar acción. Dios había estado obrando en su corazón casi para el mismo tiempo del primer viaje y esfuerzo que yo hice, pero Dios lo detuvo hasta que La Iglesia de Dios pudiera tomar parte en el programa de marcación de las tablas de la Tumba del Huerto.

¡Qué maravilloso es nuestro Señor!

En vez de la cita bíblica, las nuevas tablas contendrán las Escrituras en forma parafraseada. El director de la Tumba del Huerto expresó que sería necesario escribir los mensajes de manera más comprensible para personas que hablan inglés como segundo idioma. Usted verá en las páginas centrales de esta revista un dibujo demostrando lo que será la nueva marca (todavía se está diseñando). En seguida de la paráfrasis se verá la inscripción “Cf” y la referencia bíblica. “Cf” quiere decir, “Refiérase o compárese a”. Después se ofrece la referencia bíblica para que las personas puedan leer el mensaje directamente de sus Biblias.

Otro milagro sucedió respecto a estas tablas. Cuando el director nos dio permiso para reemplazar las tablas, le pregunté si podíamos incluir la dirección de nuestra página interdigital, “www.thechurchofgod.org”. Dijo que no; que nunca antes habían permitido que se mencione el nombre de ningún donante en ninguna obra del huerto. Pero después de unos momentos en silencio, dijo, “Haré un acuerdo con usted. Le voy a permitir escribir el nombre de la Iglesia en el costado de cada tabla.” ¿Quién, sino el Espíritu Santo, pudo haberse movido en su corazón para que permitiera esto? El nombre de la Iglesia será visible para todos los que observen la marca, y confiamos que Dios usará lo mismo para que la gente se pueda contactar con nosotros y conocer más de la gloriosa Iglesia de Dios y su gloriosa Cabeza—Jesucristo.

Estimados santos, necesitamos sus oraciones constantes a favor de estos proyectos. Hemos aprendido que pueden surgir obstáculos inesperados que pueden impedir o alterar los planes. No somos dueños de las propiedades de estas tres marcas; así que, es necesario trabajar “de afuera” para colocar las marcas y conseguir las inscripciones deseadas. Pero estamos agradecidos por el buen Espíritu Santo, que trabaja desde “adentro” y le habla a los corazones. Confiamos que Él superará cada desafío, y dentro de poco tiempo estas piedras comenzarán a hablarles a las multitudes, glorificando a Cristo y anunciando Su plan de salvación. En estos momentos, todo marcha bien en el Monte Hatín y la Tumba del Huerto, y queremos conservar las bendiciones de Dios cuyo resultado será que nuestros esfuerzos concluyan con éxito. ¿Participará usted en buscar las bendiciones de Dios sobre estas marcas importantes de la AMIP? Confío que sí.

“Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella” (Hab. 2:2). Señor, ¡a medida que abras las puertas, lo lograremos! ¡Amén!

Stephen E. Smith Supervisor General de La Iglesia de Dios

Contactenos