CONCLUSION

Los efectos de la Asamblea Solemne fueron no sólo de corta duración, sino también de larga duración. Después de la sesión del sábado por la noche, un empleado del auditorio hizo la siguiente observación a los delegados de la Asamblea: "Dios ha hecho algo especial por ustedes esta noche". Tal comentario procedente de alguien que no es miembro de la Iglesia muestra que las obras del Todopoderoso no pasan desapercibidas. Una obra tan gloriosa como esta, de seguro que tendrá un efecto tremendo sobre el mundo, comenzando con el lugar donde ocurrió el evento. Una reacción similar ocurrió cuando el Espíritu Santo se derramó sobre la Iglesia en Jerusalén el Día de Pentecostés. Los efectos de tal evento fueron difundidos desde .Jerusalén hasta las partes más remotas de la tierra. De igual manera, los efectos de la Asamblea Solemne se han dejado sentir mundialmente, comenzando desde Chattanooga, Tennessee.

Unas cuantas semanas después de la Asamblea Solemne, una hermana de Inglaterra fue inspirada para viajar a América. Ella no tenia dinero y se preguntó el porqué Dios la había inspirado a venir acá, tiempo para el cual ningún evento especial estaba tomando lugar. Ella oró para que Dios supliera su necesidad, si en realidad era El quien quería que ella viniera. Por supuesto que Elle suplió la necesidad y ella pudo venir en obediencia a El. Providencialmente se encontró con el Supervisor de Distrito del Este de Tennessee y le contó la razón por la cual había venido. Este encuentro culminó con la renovación del pacto de parte de ella. Cuando regresó a Inglaterra, llevó el mensaje de La Iglesia de Dios con ella.

Unos dos años más tarde, recibin1os una carta que fue recibida en el Auditorio Memorial de Chattanooga, Tennessee solicitando información acerca del grupo que condujo la Asamblea Solemne allí. La carta vino de Nigeria, Africa Occidental. La información en la carta tenía las fechas, lugar y nombre del moderador escritos correctamente. La correspondencia fue dirigida a: "Memorial Auditórium, Chattanooga, Tennessee" ("Auditorio Memorial, Chattanooga, Tennessee"). Sí, babia deletreado mal el nombre "Chattanooga". La carta no contenía la calle ni el código postal en el sobre; no obstante, llegó a su destino y finalmente fue entregada a los oficiales del Cuartel General Hoy este es un campo cuyas puertas se han abierto para la entrada de La Iglesia de Dios. Otros campos han abierto sus puertas de manera similar. Dios en realidad ha obrado según el consejo de Su propia voluntad e impulsado esta obra adelante de modos que sobrepasan nuestra capacidad o entendimiento natural.

Los medios noticieros reconocieron los eventos ocurridos durante este tiempo de división con una historia informativa Breve de manera sarcástica para favorecer a la oposición. Sin embargo, la reacción y aceptación pública en general de nuestra reorganización como La Iglesia de Dios fue justa y apreciativa.

El Espíritu Santo nos había dicho que algunos de los asociados con los Preocupados estaban con nosotros, pero que no eran de nosotros. Algunos de ellos se unieron a La Iglesia de Dios mediante la renovación del pacto. Su presencia entre nosotros ha ayudado en el cumplimiento de la escritura en Zacarías 13:8, 9: ''Y acontecerá en toda la tierra, dice Jehová, que las dos partes serán /aladas en ella, y se perderán; mas la tercera quedará en ella. Y meteré en el fuego la tercera parte y los fundiré como se funde la plata, y probaré/os como se prueba el oro. El invocará mi nombre, y yo le oiré, y diré. Pueblo mío: y él dirá: Jehová es mi Dios". Las dos partes que fueron cortadas vinieron como resultado de las divisiones del 1923 y 1993. Nosotros somos la tercera parte que al presente está pasando por el fuego. El propósito de este fuego es purificar la Iglesia y hacer que ésta logre el estado de perfección que debe ser alcanzado antes del Rapto. A pesar del hecho de que Dios hiciera una obra gloriosa durante la Asamblea Solemne cuando el remanente se presentó delante del Señor, Satanás también vino a nuestros medios para acusarnos y destruir nuestra influencia exactamente como lo hizo en el caso de Job. Algunos de los nuestros comenzaron a alejarse poco después de la Asamblea Solemne, mientras que otros permanecieron para realizar su obra mortal de engallar e impedir la obra de La Iglesia de Dios. Aun el mismo pastor de la iglesia local que Dios había utilizado para llamar a la Iglesia en general a una Asamblea Solemne, se desilusionó y dejó la Iglesia con la mayoría de sus miembros originales, yéndose independiente. Estas cosas nos hirieron profundamente, pero ocurrieron en cumplimiento del mensaje del Espíritu Santo a la Iglesia.

Hay unos paralelos interesantes entre ambas divisiones de la Iglesia, la del 1923 y la del 1993. Notaremos algunos de éstos aquí. Estas dos divisiones habían experimentado dificultades financieras y desunidad doctrinal. La obra de restauración tomó lugar el día 24 de julio, exactamente en un período de 70 años de separación. El asunto real de la reorganización en ambos casos tomó Jugar en Chattanooga, Tennessee. En el 1923, hubo un documento llamado la "Declaración de Independencia", mientras que en el 1993 hubo una "Proclamación".

Una Asamblea General siguió cada ocasión en el mes de noviembre. Hubo consideraciones de negocios necesarios concerniente al nombre de la Iglesia en ambos casos. En el 1923, la Iglesia fue oficialmente conocida como la Asamblea General de las Iglesias de Dios. Este error tenia que corregirse a fin de conferirle el nombre bíblico correcto a la Iglesia, el cual es "La Iglesia de Dios". En la Asamblea Solemne, la Iglesia también volvió a tomar su nombre bíblico legal de ''La Iglesia de Dios". Las cortes de la tierra nos habían obligado a usar el nombre de "Iglesia de Dios de la Profecía" en el 1952 como resultado de las numerosas demandas legales contra nosotros de parte de la organización apóstata. Es interesante notar que el abogado que representó la Iglesia en el 1952 hizo la declaración después que el juez hizo la decisión sobre el cambio del nombre, de que llegaría el día en el cual la frase "de la Profecía", desaparecería del registro. Si nosotros hubiéramos esperado que algo semejante tuviera que pasar por la Asamblea General a fin de obtener una decisión, sin duda que jamás habrian1os recibido el ánimo o inspiración para decidirlo al respecto; sin embargo, Dios preparó el escenario y nos dio el valor para hacer el cambio durante nuestra gloriosa Asamblea Solemne. Hubo enredos legales entre ambas organizaciones después de la división del 1923; esto también es cierto entre nosotros al presente. Por necesidad, la publicación oficial de la Iglesia tuvo que comenzar con un titulo nuevo. En el año 1923, la revista oficial de la Iglesia se tituló "El Mensajero Ala Blanca'•. En el 1993, el título de la carta circular publicada por los "Preocupados" se tituló "La Luz Vespertina", y vino a ser nuestra revista oficial en la Iglesia. Después de la primera división, algunos hermanos fueron a visitar una iglesia local en el Estado de Illinois. Durante la reunión, se abrió la puerta de entrada y se usó una escoba para simbólicamente echar fuera la basura de la Iglesia. La "basura", por supuesto, fue, según los apóstatas, el elemento que permaneció fiel a A. J. Tomlinson. Después de la última división, una iglesia local en el Estado de Nuevo México tapó todas sus ventanas con cubiertas negras, condujo un servicio funeral simbólico con velas encendidas para los que ellos consideraron como "santos muertos" y que habían renovado sus pactos con La Iglesia de Dios.

Durante los tres años subsiguientes a la Asamblea Solemne, La Iglesia de Dios ha crecido de 23 iglesias hasta aproximadamente 270. Unos 138 ministros renovaron el pacto durante la Asamblea Solemne, y al presente contamos con un número aproximado de 500 a 600 ministros. Hemos crecido de una membresía de 700 miembros a más de 7,000. Estos números cambian casi diariamente. Estábamos organizados sólo en los Estados Unidos para el momento de la reorganización inicial, pero hoy estamos establecidos en 19 países. Dios nos ha bendecido con un Cuartel General moderno el cual está casi saldo. También tenemos una imprenta que es adecuada para nuestras necesidades de impresión al presente. Para este tiempo, estábamos en el proceso de establecer una facilidad de impresión satélite para la obra hispana. La literatura de la Iglesia se está traduciendo e imprimiendo en tres idiomas. La Luz Vespertina se imprime gratis para los subscriptores en dos idiomas.

Las perspectivas de recibir el favor en las cortes de la tierra para los derechos exclusivos de la bandera y del nombre bíblico oficial: "La Iglesia de Dios", se ven prometedoras. Dios realmente ha bendecido Su Iglesia por sobre las medidas en este breve periodo de tiempo. Todos creemos que estamos en el tiempo final para irnos en el Rapto. Únicamente Dios sabe cuándo este evento maravilloso tomará lugar. Las indicaciones de 1 as señales y eventos que nos rodean, tanto en la Iglesia como en el mundo, nos dejan saber que el glorioso tiempo de la perfección y el rapto no están lejos. ¿Se mantendrá la Iglesia fiel y firme a las normas en este tiempo del fin y estará aparejada para tan gran evento? ¡EN CUMPLIMIENTO DE LA PALABRA DE DIOS Y POR SU GRACIA, LO HAREMOS!

" ... el Espíritu y la Esposa dicen, Ven ... sí, ven Señor Jesús". AMEN

La publicación de este tratado ha sido aprobada por el Comité Editorial de Doctrina.

Pasado Supervisor General POR Robert J. Pruitt

Un Libro de Memorias Cap. 8

CAPITULO OCHO

DIOS RESTAURA SU IGLESIA

La reunión histórica conocida como la Asamblea Solemne, dio apertura oficialmente a las 9:00 A.M., el día 23 de julio de 1993. La convocación o asamblea se condujo en el Auditorio Memorial de Chattanooga, Tennessee. Fue moderada por Robert J. Pruitt. Lo más apropiado era que él la moderara, pues el Espíritu Santo había ordenado a la Iglesia Local del Sur de Cleveland que le llevara el mensaje a él. El Espíritu dijo: "Sí, les ordeno ahora que lleven las nuevas al hombre. Su nombre es Bob Pruitt. Decidle que se mueva con rapidez". El Espíritu Santo no estaba contradiciéndose A Sí Mismo cuando dijo que llevaran el mensaje a los "Preocupados" y a Bob Pruitt. El Hermano Pruitt era un participante activo en el grupo de los "Preocupados". El Espíritu Santo también nos había advertido que le dijéramos a los "Preocupados" que no anunciaran que esta era una de sus reuniones, sino una para toda la Iglesia de Dios. No habría sido apropiado que uno de los Representates de los Preocupados moderara la reunión a la luz de las instrucciones dadas por el Espíritu Santo. El programa de la Asamblea Solemne portaba el siguiente anuncio: “Esta Asamblea Solemne fue citada por el Santo en un mensaje del Espíritu Santo y su interpretación en la Iglesia Local del Sur de Cleveland el día 25 de abril. Esta asamblea no ha sido citada o llamada al orden por el grupo denominado Los Preocupados. Sin embargo, varias personas quienes han estado activamente envueltas con dicho grupo, así como muchas otras, miembros y no miembros, han sido instrumentos en ayudarnos a obedecer este llamado divino.

Muchos de los que nos han ayudado a obedecer el llamado de Dios para la Asamblea Solemne utilizaron sus propios medios para difundir la palabra. Se publicaron anuncios en los periódicos y otras promociones fueron impresas y enviadas por correo por todo el país por personas que obedecieron el llamado y ayudaron en la tarea de extender las nuevas. Muchos hicieron llamadas telefónicas a sus propias expensas. Ellos estaban ansiosos en anunciar este poderoso movimiento de Dios. Otros prepararon carteles y los colocaron en las carreteras, avenidas, en los terrenos de los miembros, etc. Otros alquilaron anuncios para anunciar la Asamblea Solemne.

En medio de esta llama de fervor y excitación por la anticipación del evento, el presbiterio de la Iglesia de Dios de la Profecía comenzó a poner presiones para que nadie concurriera a esta convocación, especialmente el ministerio. Esto tenía que ser así, ya que según el mensaje del Espíritu Santo, ellos volarían fuera de la ciudad, pero no podrían hacernos mal. A pesar de las amenazas, el espíritu de las personas no fue desanimado. Una multitud estimada de alrededor de 2,300 personas se congregó en el Auditorio Memorial en aquel Viernes inolvidable en la mañana para participar de aquella convocación profética e histórica La multitud vino ayunando y orando con un pensamiento en mente, el de encontrar la voluntad y dirección de Dios. La primera sesión comenzó con anuncios, un canto, la lectura de un pasaje bíblico, la promesa de lealtad a la bandera y un reto de oración. Los anuncios declararon que estábamos reunidos ahí en obediencia al mensaje del Espíritu Santo para que oráramos y ayunáramos en la búsqueda de la voluntad divina. El moderador nos animó para que nos rindiéramos al Espíritu Santo en la búsqueda de la voluntad de Dios. Una trompeta fue tocada a medida que la Iglesia era retada a: "Despierta. Despierta, oh Iglesia de Dios"; otro sonido de trompeta se dejó escuchar para retamos a: •'Presta atención a la voz de nuestro Dios, oh, Iglesia de Dios". Se dejó escuchar otro sonido de trompeta que nos retó a: ••Obedece y humíllate, oh, iglesia de Dios". Los toques de trompeta estuvieron en armonía con la Escritura, pues el profeta había hablado aproximadamente unos tres mil años atrás diciendo: "Tocad trompeta en Si6n, proclamad ayuno, convocad una asamblea solemne". La congregación cayó de rodillas en oración durante un período extenso ante el trono de Dios. Después de una sesión de oración, el Espíritu Santo habló en dos ocasiones; los mensajes e interpretaciones fueron los siguientes: "Oh, pueblo mío, pueblo mío, os he llamado)' me habéis obedecido ... Haré una gran obra ... Vendrá una gran sanidad. Oh, pueblo mío, estos son los últimos días. Les estoy llamando para que salgan fuera. Oh, permaneced sin pecado delante de mi. Muchos están suspirando; muchos están hambrientos. Oh, preparaos para alimentar mi pueblo. Ellos vendrán. .. Sí. Antes de que esta asamblea concluya, haré una obra poderosa entre vosotros'•. Después de este tiempo de oración y visitación del Espíritu, un ministro ministró la Palabra de Dios desde el púlpito. Después de este mensaje, se hicieron anuncios y la primera sesión de la Asamblea Solemne fue concluida.

Cada sesión de la Asamblea siguió el mismo formato básico, más o menos, otorgándosele libertad al Espíritu Santo para que interviniera a Su mejor discreción. Hubieron siete mensajes e interpretaciones adicionales en este primer día. Los extractos de éstos son expuestos aquí: "No temáis de lo que estará tomando lugar ... No os guiaré al fugar err6neo o al engaño ... permaneced en las sendas antiguas Permaneced en Mi Palabra. Os abriré una senda de escape ... Os haré pasar por el fuego…Permaneced sumisos ante mí; humillaos a si mismos. Vosotros sois mi Cuerpo. Vosotros sois mi iglesia…Os tomaré a toda verdad. .. Sí. os digo, pueblo mío. ¿no habéis tomado un pacto eterno? Sí. os digo que tal pacto es uno perpetuo. Sí, os digo ... si no habéis desobedecido-todavía sostengo tal pacto ... Sí, es de vuestra incumbencia guardar tal pacto- sostened Mi pacto a fin de mostrar al mundo que tengo un pueblo pactado ... Obedecedme ... Oíd, oíd, oíd. No os desviéis de la senda. Escuchad mi Palabra; escuchad lo que dice mi Espíritu, pues ellos están en armonía'' .

Muchos estaban orando y llorando audiblemente durante esos tiempos de oración. Quejidos en el Espíritu continuaron a través de todo el auditorio. El moderador nos animó a orar hasta que halláramos la voluntad de Dios. El nos animó a entrar en una actitud de llanto espiritual delante de Dios y tener la disposición de permitir que Dios nos hable y nos ayude a responder. Dijo que el tiempo era corto y la hora tardía, y que Dios quería realizar algo; y que nosotros queremos que haga tal obra.

El llanto y la oración ante Dios continuó durante dos días. El Espíritu Santo siguió manifestándose A Sí Mismo y hablándonos. La Asamblea Solemne progresó muy bien de esa manera hasta la sesión final del segundo día. Se formó una línea de oración para la sanidad de parte de los ministros; todos los que desearon la oración pasaron por dicha línea y recibieron la oración. Después de esta línea de oración, otro reto de oración fue hecho. Una de las escrituras leídas en este reto de oración fue Oseas 6:2”Dúranos vida después de dos días: al tercer día nos resucitará, y viviremos delante de él". Poco sabíamos que dentro de un breve tiempo, unos minutos más tarde. Dios cumpliría esa escritura ante nuestros propios ojos. A medida que esa temporada de oración comenzaba a llegar a su fin, un hermano pasó a la plataforma y leyó dos escrituras a petición de algunos de los hermanos. Una de esas escrituras fue Ezequiel 22:30- 'Y busqué de ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese al portillo delante de mí por la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé'". Mientras el ministro permanecía en el púlpito con la bandera de la Iglesia, comenzó a retar a los que quisieran pararse e11 la brecha a favor de La Iglesia de Dios. Ministros comenzaron a pasar a la plataforma para pararse frente a la brecha a favor de La Iglesia de Dios. Para ese tiempo, se elevaron muchas oraciones al ciclo a medida que una ola del poder del Espíritu Santo pasó barriendo a través del auditorio. El vocabulario colectivo de la raza humana no es suficiente para describir la escena que siguió. El poder del Dios Todopoderoso se derramó a través del auditorio completo de manera similar a la del Día de Pentecostés. Cientos de personas presenciaron un movimiento de Dios que sobrepasó inmensamente cualquier otro que jamás hubiéramos experimentado en nuestras vidas. El piso de concreto se movía literalmente, sonando como las olas del mar.

Muchos de los presentes vieron con sus propios ojos el piso moviéndose como si fueran olas de aguas sobre el mar. Un poderoso rugido saturó el auditorio entero. Muchos otros presenciaron fenómenos poco comunes a la vida diaria. En medio de este tremendo derramamiento del poder de Dios, dos hermanos bajo la unción del Espíritu, condujeron al Hermano Pruitt hacia el púlpito. Los ministros comenzaron a congregarse a su alrededor para orar a medida que el Espíritu Santo ungía al Hermano Pruitt como el Supervisor General de La Iglesia de Dios. Para esa ocasión se escuchó un mensaje en el Espíritu con la siguiente interpretación: " .. .Sí, os digo que tengo un hombre que se parará frente al portillo. He puesto mi unción sobre él. Seguid/e; sí, por cuanto me he movido ... Sí, os digo. traigan aceite. Pido que traigan aceite de unción ... (Un hermano pasó una botella con aceite a otro hermano que estaba cerca del Hermano Pruitt a medida que el Espíritu Santo continuaba con Su mensaje) ... Este día, este día, he ejecutado la gran obra que os dije que haría en La Iglesia de Dios, y unjo con aceite a mi siervo".

El maravilloso derramamiento del Espíritu Santo continuó a medida que los santos se regocijaban en aquella gran victoria para La Iglesia de Dios. La declaración usada por un Supervisor General anterior, A. J. Tomlínson: "No veo nada que no sea victoria sobre victoria para La iglesia de Dios", fue revivida por todos los presentes esa noche. Muchos de los presentes en la asamblea comenzaron a enarbolar las banderas de la Iglesia, otros corrían dando aclamaciones de gozo, otros caían al pavimento sobre sus rostros, y otros saltaban de gozo a medida que esa ola de regocijo continuaba. Teníamos causa para regocijamos, pues Dios había intervenido divinamente para reorganizar Su Iglesia a fin de que siguiera caminando en las SENDAS ANTIGUAS de la verdad y la victoria. Ciertamente este fue el año de Jubileo para La Iglesia de Dios, exactamente como Dios lo había prometido previamente en Su Palabra y en un mensaje del Espíritu Santo en Febrero de ese mismo año.

El segundo mensaje en el llamado para la Asamblea Solemne dijo: "La unción está descendiendo". Esa unción vino el sábado 24 de julio de 1993 por la noche, tiempo para el cual un nuevo líder fue escogido de Dios para dirigir La Iglesia de Dios. Otro mensaje en lenguas vino para este tiempo en continuación de lo que había acabado de suceder. Este dijo en parte: "Seguid a mi ungido, os digo. Seguidle; lo he escogido para una obra poderosa. Salid, salid .fuera del mundo y sed un pueblo separado. Os digo que pasaré mi Iglesia por el fuego ... os he dicho que las puertas del infierno no prevalecerán contra Mi Iglesia. Yo tengo las respuestas. Pueblo mío, escudriña mi Palabra. Seguid mi líder a medida que él me sigue a mi”.

Durante este tiempo de intensa manifestación espiritual, el Supervisor General fue constreñido a arrodillarse dos veces bajo el poder de Dios. La Asamblea aceptó unánimemente la selección y unción del Hermano Pruitt de parte del Espíritu Santo corno el nuevo Supervisor General dándole una ovación de pies. A medida que el fervor comenzó a calmarse un poco y el Hermano Pruitt pudo volver a su compostura normal, formuló la siguiente declaración ante la Asamblea Solemne: "Estoy tan absorto y sorprendido como cualquiera de ustedes. Nunca pensé que algo semejante a esto sucediera. Hay una sola cosa a la cual temo más que nada al asumir una responsabilidad tal, y es la de fallarle a Dios. Me siento como el menos capacitado y calificado entre los siervos de Dios para actuar en esta capacidad Sólo deseo hacer la voluntad de Dios".

Antes de este tiempo, Dios se había movido sobre el Hermano Pruitt para escribir una "Proclamación'.' que creyó oportuno leer en algún punto en el futuro, pero no necesariamente durante la Asamblea Solemne. Pero este pareció ser el tiempo apropiado de hacerlo. El Hermano Pruitt leyó la Proclamación y la Asamblea la aceptó unánimemente. Algunos de los puntos resaltantes de la misma son expuestos aquí de manera resumida:

Nos congregamos en Asamblea Solemne por mandato de Dios. La Iglesia había sido abandonada en su posición doctrinal la cual había sido revelada por el Espíritu Santo, y a la que nos habíamos abrazado. Hubo un abandono definido de la teocracia durante la reunión del presbiterio del 1990 y en las Asambleas del 1991 y 1992. El liderato presente de la iglesia había mostrado una gran insensibilidad al mensaje del Espíritu Santo. el cual había hecho un llamado para la convocación de una Asamblea Solemne. Al apartarse de la teocracia, ellos habían renunciado a sus derechos y privilegios de ser la Iglesia divina de Dios al introducir herejías que la condujeron a la apostasía. Aquéllos que todavía estaban sosteniendo la doctrina y principios de la Iglesia antes de esta desviación o abandono, continuaron siendo La Iglesia de Dios, debido a que siguieron fieles al pacto delante de Dios (el mensaje del Espíritu Santo había hablado acerca de esto temprano en esta Asamblea). Los que estuvieron dispuestos a seguir firmes como la verdadera Iglesia, bajo el nombre oficial de La Iglesia de Dios, se les solicitó que renovaran su pacto de membresía. Los que renovaron su pacto se distinguieron a si mismos como la verdadera Iglesia de aquéllos que continuaron como miembros de la Iglesia apóstata El acto de renovar el pacto de parte de los presentes, constituyó el comienzo de la reorganización de la Iglesia genuina bajo Dios y la teocracia inmediata dirección de Dios. Los ministros que renovaron el pacto y cuyas licencias habían sido revocadas y las personas cuyas membresías habían sido terminadas, por causa de la división actual en la Iglesia, serían restaurados a su posición ocupada antes de dicha división si estaban viviendo vidas cristianas fieles. Los ministros que tengan que volver a ser licenciados de nuevo, tendrán que contestar afirmativamente un cuestionario general con preguntas concerniente a los aspectos doctrinales y teocráticos de la Iglesia y su operación. Prometemos tratar inmediata y resueltamente con la herejía. Los herejes serán rechazados. Si el Señor lo ordena, un líder será escogido en esta asamblea (Dios ya había resuelto este aspecto de la Proclamación corno se mencionó arriba). La membresía de la Iglesia reorganizada a través de todo el mundo constituirá la Asamblea General de La Iglesia de Dios.

Después de leer esta proclamación, muchos ministros presentes pasaron por el micrófono y prometieron su respaldo al nuevo Supervisor General y a La Iglesia de Dios. La Biblia había dicho que en dos días Dios nos reviviría y nos levantaría al tercer día. El final de este segundo dia vio este revivir de los santos a medida que Dios nos dirigió milagrosamente fuera de los fosos de la desesperación, dentro de los cuales estábamos, para reorganizar la Iglesia w1a vez más bajo Su inmediata dirección- la teocracia El habla sacado Su Iglesia fuera de las manos de carne y la colocó de vuelta en Sus manos, exactamente como dijo que lo haría durante la Asamblea del 1986. Después de tal revivir durante el segundo día de la Asamblea Solemne, el tercer di a vería el levantamiento de la Iglesia. Esto representó las actas oficiales de negocios que eran necesarios para que la Iglesia recién reorganizada operara debidamente.

Los santos se congregaron el domingo, el tercer día de la Asamblea Solemne, con corazones más aliviados, pues la pena que inundaba sus corazones había sido reemplazada por gran gozo. Ese día final de la Asamblea también sería un día para el cumplimiento de la profecía. La Palabra de Dios es firme y sin errores. Ni una jota ni una tilde caerán a tierra sin cumplirse. Todas las profecías concerniente a la Asamblea Solemne también se cumplieron, pues fue Dios quien las articuló. Para resumir, el Profeta Joel declaró: "Reunid el pueblo", (ya esto ocurrió)-"santificad la reunión" (esto también sucedió) "Entre la entrada y el altar, lloren los sacerdotes, ministros de Jehová", (esto evolucionó durante dos días). La parte que dice: "Juntad los viejos, congregad los niños", también ocurrió. A las 9:35 A.M. los niños subieron a la plataforma para la ejecución de su programa. A las 2:01 P.M., las personas de más de 65 años de edad se congregaron en la plataforma para su programa. Sin duda que todas esas personas no pensaban que estaban cumpliendo la profecía para ese momento, pero la verdad es que fueron pru1icipantes activos en el desempeño de sus papeles proféticos.

El tercer día de la Asamblea Solemne vio una desviación del programa debido a la necesidad de presentar algunos asuntos de negocios para su discusión y decisión respectiva; estos negocios tuvieron que ser transados por causa de la reorganización de La Iglesia de Dios por el Espíritu Santo. El Supervisor General solicitó que todos los ministros presentes que desearan ser parte de la Iglesia reorganizada, que pasaran al frente para renovar sus pactos. Se le pidió a un ministro que leyera las palabras relativas a la obligación de membresía. Ciento treinta y ocho (138) respondieron gozosamente al marchar hacia la plataforma para responder positivamente a la renovación de sus pactos ante el ministro autorizado. Dieron sus nombres a los Secretarios de la Asamblea para tenerlos en los registros. Los laicos renovarían sus pactos cuando regresaran a las iglesias locales en sus estados respectivos. Las membresías individuales serían ubicadas en las iglesias locales reorganizadas que más cerca estuvieran de sus residencias.

Lo siguiente que se presentó fue el asunto del nombre de la Iglesia. Se citó la escritura en Hechos 20:28: " ... la iglesia del Sei1or, la cual ganó por su sangre". Además, se hizo referencia al mensaje del Espíritu Santo que había llamado a la convocación de la Asamblea Solemne. El Espíritu Santo había dicho: •' ... Os he dicho que llaméis a todo mi pueblo para que se sienten juntos en asamblea como La Iglesia de Dios". Después de las advertencias en relación a las muchas denominaciones que usan el nombre de “La Iglesia de Dios”, todos estuvieron de acuerdo en obedecer el mensaje dado por el Espíritu Santo corno el mandato de la Palabra de Dios a pesar de las consecuencias. Este nombre fue oficialmente seleccionado por la Asamblea Solemne como el nombre bíblico para la Iglesia. En la sesión de la noche, el Espíritu Santo confirmó la selección del nombre al declarar: “Vosotros sois la Iglesia de Dios. Ese es el nombre que yo os he dado. Leed mi Palabra. Vosotros sois La Iglesia de Dios".

El Espíritu Santo continuó moviéndonos entre nosotros a través de todo el día animándonos e instruyéndonos. El nos habló concerniente a la obra de la Iglesia y nos volvió a recordar que nos había escogido un líder. Abajo exponemos un resumen de los mensajes resaltantes del Espíritu Santo en relación a este asunto. "Os he preparado una senda de escape... obraré cosas aún mayores... No temáis a las cosas que habrán de venir contra vosotros. No temáis. Yo estoy con vosotros. Nadie podrá detener la obra que estoy haciendo... obedeced Mis mandamientos; vivid por Mi Palabra... Sed fieles al pacto. Estaré con vosotros". En referencia al líder que El escogió para nosotros, dijo: .. Mi manada pequeña, os he dado este líder. No dudéis de mi selección. Sí, mi manada pequeña, no penséis contrario a mi obra. Os he dado este líder... Creed y andad delante de mí con fe... EI hombre que está frente a vosotros, a él he escogido y ungido como vuestro líder... No toquéis Mi ungido... Mi mano está sobre Mi líder. Lo he escogido. No cuestionéis lo que he hecho. Lo he escogido para que guíe mi pueblo. Yo estoy con él'.

Otros asuntos de negocios transados fueron un informe del estado de la bandera de la Iglesia, un informe de los Representantes de Los Preocupados por la Doctrina Bíblica e instrucciones sobre qué hacer con el dinero de diezmos recibido hasta la conducción de la siguiente Asamblea General. Se hizo un anuncio concerniente a que la información periódica sobre las eventualidades relacionadas con la fecha de la próxima Asamblea General estaría a la disposición al llamar por teléfono para las peticiones de oración.

A medida que la clausura de la Asamblea Solemne se acercaba, el Espíritu Santo nos habló un mensaje final para animarnos e instruirnos nuevamente. "Sí, os digo a todos, hijos míos, no regreséis a vuestras casas y luego os olvidéis de las cosas que os he hablado y mostrado. Sí, deseo bendeciros aún más. No dejéis que el desaliento se presente en vuestra senda. Cuando sintáis el espíritu de error moverse sobre vosotros, os digo, buscad Mi rostro y yo os libraré. Este es mi tiempo de hacer una obra grande y poderosa. Os amo, hijos míos, pero también amo a las otras ovejas. Orad por ellas como nunca antes habéis orado. Mis hijos, seguid buscando mi rostro, y os guiaré hacia una dimensión más profunda que jamás habéis experimentado. Sí, he aquí os pido que permanezcáis humildes, hijos míos, seguid siendo humildes".

El Supervisor General aseguró que estaría orando por cada uno a medida que regresaban a sus hogares. La Asamblea Solemne concluyó con una línea de oración formada por los ministros a favor de todos los que desearan la oración por sus necesidades y aflicciones personales. La santa presencia de Dios se podía sentir en nuestros medios, y la maravillosa "sensación de la antigua Iglesia de Dios" se manifestó entre nosotros a medida que Su amor genuino fluía de unos a otros. Fue en esa maravillosa atmósfera que la convocación histórica conocida como ''La Asamblea Solemne'• fue llevada hacia la clausura a las 9:34P.M. Muchos permanecieron alrededor del auditorio para confraternizar por algún tiempo después de la clausura de la Asamblea. Fue bien difícil partir de una reunión tan refrescante como esa, especialmente después de un tiempo tan extenso de frialdad espiritual por el cual todos habíamos pasado durante los últimos años en la Iglesia de la oposición. No obstante, sentíamos el peso de la responsabilidad sobre nuestros hombros y era necesario regresar a nuestros campos de trabajo para ocupamos de los negocios del Padre. El último párrafo de las Minutas de la Asamblea Solemne lo resume todo como sigue: “A medida que esta Asamblea Solemne llega a su conclusión el Emblema (bandera) continuará flotando como señal de que iremos de victoria en victoria para la Iglesia de Dios. Damos gracias al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo por Su presencia en cada sesión de la Asamblea Solemne. Reclamamos la gran victoria que Dios nos dio al otorgarle a La iglesia de Dios un Supervisor General ungido y seleccionado por el Espíritu Santo. Ofrecemos nuestras gracias por ello al Dios Todopoderoso''.

La Iglesia de Dios fue restaurada de vuelta a la teocracia durante esta gloriosa Asamblea Solemne el día 24 de julio de 1993. Esta restauración tomó lugar exactamente 70 años después de la restauración que ocurrió subsiguiente a la primera división de la Iglesia en el 1923. Una vez más la gloriosa Iglesia de Dios regresó a la senda correcta, esta vez para dirigirse hacia la cúspide sublime de la perfección, y aparejarse para ser levantada de este mundo y encontrarse con el Esposo en el Rapto. Dios vio nuestra perplejidad y nos atrajo hacia una comunión Intima con El con el fin de procurar la reconciliación con la organización apóstata y tratar de encaminarla a las Sendas Antiguas; lo hizo al llamar un remanente que se había determinado en continuar en la teocracia. El nos permitió tener parte con El al ejecutar esta obra gloriosa. Su amor y gracia se extendieron desde el Cielo para tocar Su pueblo, para restaurar Su imagen y voluntad sobre ellos. Por esto, estamos eternamente agradecidos.

La publicación de este tratado ha sido aprobada por el Comité Editorial de Doctrina.

Pasado Supervisor General POR Robert J. Pruitt

Un Libro de Memorias Cap. 6

CAPITULO SEIS

UN OASIS EN EL DESIERTO

El relato de cómo Dios guió Su pueblo a través del árido desierto de cambios mundanos no estaría completo si no habláramos acerca del oasis que Dios plantó en ese desierto yermo y sin aguas. Los caminos de Dios muchas veces son extraños para nosotros y no siempre podemos entenderlos a plenitud. El siempre ha tenido a alguien en cada era y generación que salga en defensa de la justicia y la verdad. Tales personas estarán determinadas a cavar profundamente hasta llegar a la fuente de agua que da vida y arraigarse firmemente en Dios. Al hacerlo, servirán de estímulo y fortaleza para los que vayan viajando por sendas yermas y áridas.

En Su infinita sabiduría, Dios había levantado un pueblo tal antes del tiempo de los Preocupados para tenerlo listo para su obra especial. Este grupo de personas adoraban en una iglesia local pequeña en la ciudad de Cleveland, Tennessee. Dios comenzó a unir esta congregación siete años antes de que la Asamblea Solemne fuera citada. Estos hermanos fueron llevados a una iglesia local que estaba casi por desaparecer debido a la falta de miembros y liderato. Dios los nutrió y dirigió compasivamente paso a paso hacia un estado de espiritualidad intensa con EL.

Dios no escogió trabajar a través de esta iglesia por el hecho de que fuera un grupo pequeño. El había extendido la misma invitación a otras iglesias que habían rehusado Su llamado. Un mensaje en lenguas y su interpretación dado el día 5 de marzo de 1989 fue enviado a una iglesia más grande en Cleveland. El mensaje decía: ''Este es el tiempo de Mi Espíritu Ha sido enviado de nuevo para concluir lo obra que estoy ejecutando sobre la tierra. Seguidle sobre vuestras rodillas. No paséis por alto esta oportunidad No os levantéis con arrogancia. No confiéis en vuestro propio entendimiento, ni tampoco en vuestras fuerzas. De cierto que os fallarán, como ya os han estado .fallando. Yo soy vuestra .fortaleza. Yo soy vuestra seguridad. Prestad atención a Mi Espíritu. Obedeced Su Palabra. Esta es Su dispensación. La Obra será terminada en breve. No ignoréis Su visitación, pues no habrá otra semejante. Yo vuestro Dios he hablado". Después que esta congregación y algunas otras rechazaron Su llamado, el Espíritu se volvió a otra que estuviera dispuesta a obedecerle y buscar Su rostro en preparación de sí mismos para una misión especial.

La oración es el canal a través del cual uno puede comunicarse con Dios y descubrir Su voluntad. Después de encontrarla, la oración seguirá siendo el canal para seguir aprendiendo a someterse a tal voluntad. Dios se mueve en respuesta a la oración. Cuando la profecía predice que un evento ocurrirá, entonces la oración viene a ser la chispa que encie11dc el combustible que hace que ésta se verifique. Cuando llega el tiempo apropiado para que Dios ejecute Su obra. El se moverá a través de una o más personas a quienes ya haya citado mediante Su llamado y unción divina para orar por lo que habrá de ocurrir. A medida que ora u oran, Dios contesta ejecutando Sus grandes milagros.

Al escoger esta iglesia local. Dios no estaba desechando las demás, ya que El obra a través de las personas que se sometan a Su voluntad. Por razones desconocidas sólo para. Dios, El escogió tilla iglesia local a través de la cual hacer un llamado a la Iglesia general como un todo para congregarse en una Asamblea Solemne con el propósito de liberar a Su pueblo milagrosamente de la apostasía y opresión humana.

La Iglesia Local del Sur de Cleveland fue congregada por Dios para una obra ungida y especial. A medida que orábamos y buscábamos a Dios. El comenzó a hablarnos de maneras misteriosas en ocasiones. El primer mensaje digno de notar dirigido a la Iglesia fue durante la Primavera del 1989. El nos habló diciendo: «Dirijan en oración". Unas cuantas semanas más tarde, el Pastor recibió una carta del Supervisor del Estado de Tennessee para que la Iglesia Local del Sur de Cleveland estuviera a cargo de dirigir la Convención de Estado en la primera sesión de oración y devocional. Esta fue una confirmación de un llamado santo sobre una iglesia local hacia un ministerio especial de oración.

Nuevamente, durante el verano del 1989, Dios habló a la Iglesia concerniente al advenimiento de una tormenta. No pasó mucho tiempo cuando el huracán Hugo azotó la costa de Carolina del Norte causando millones de dólares en pérdidas. Menos de un año después, una tormenta espiritual comenzó a hervir dentro de la Iglesia. La furia de dicha tormenta se desató durante el mes de mayo de 1990, cuando nuestro anciano Supervisor General fue reemplazado de su oficio. Tal acto culminó con la reorganización de La Iglesia de Dios en el mes de julio de 1993. Otra tormenta de naturaleza política se desató durante este periodo, la guerra de oriente medio que envolvió a varias naciones, incluyendo a los Estados Unidos. La Tormenta del Desierto, corno se le denominó, fue peleada en la primera parte del 1991. Estas tom1entas políticas y naturales nos hicieron entender la naturaleza de la tormenta espiritual que azotaría la Iglesia de Dios. Ellas también sirvieron para confirmar la Palabra Profética de Dios que nos había predicho respecto a la tom1enta que vendría sobre la Iglesia.

Durante un avivamiento en el mes de octubre de 1989, en un servicio devocional del día 17 de dicho mes, Dios nos habló lo siguiente: •'Sacudiré la tierra y los cielos también, a fin de eliminar aquellas cosas que no tienen fundamento y las que están bien cimentadas, permanecer/m". Nos regocijamos con tal mensaje, sin comprender completamente el significado del mismo. Cuando regresamos a nuestros hogares después del servicio, nos sorprendimos ante las noticias anunciadas por televisión relativas al gran terremoto que había sacudido la ciudad de San Francisco, California. Hay una diferencia de tres horas entre la hora de Tennessee y la de California. A nuestra mejor habilidad, pudimos figurar la hora del mensaje con la hora en que ocurrió el terremoto o temblor de tierra. Este desastre azotó a San Francisco poco antes del juego de pelota de la Serie Mundial que estaba programado para jugarse allá durante esa noche. Una sacudida espiritual estaba por verificarse en La Iglesia de Dios, y El nos estaba avisando al respecto; nuevamente nos confirmó Su Palabra usando un evento natural.

El Espíritu Santo habló a nuestra congregación muchas veces acerca de cosas que estuvieron interrelacionadas con los eventos del tiempo en que estaríamos viviendo. El mensaje del Espíritu Santo que nos llamó a congregamos en una Asamblea Solemne confirmó el hecho de que Dios en realidad había levantado nuestra pequeña congregación para una obra especial, la de llamar a la Iglesia general a una Asamblea Solemne para buscar a Dios a fin de que tomara nuestra alianza de vuelta a El. En este mensaje, el Espíritu Santo dijo: "No miréis a los Preocupados con tono de burla. Yo los he levantado para realizar una obra .. .pero he aquí pueblo mío, os digo: La obra que os he llamado a realizar es aún mayor. Porque así dice .Jehová Dios, os pido que convoquéis a todo Mi pueblo junto para que se organicen como La Iglesia de Dios".

Los Preocupados fue el instrumento usado para hacer que el remanente se congregara mientras la Iglesia Local del Sur de Cleveland fue el instrumento en que los Preocupados y la Iglesia completa se concentraran en la precisa voluntad de Dios. Seria casi imposible relatar acerca de todas las cosas que evolucionaron en nuestra congregación local. No obstante, sólo mencionamos unas cuantas para demostrar el cómo Dios estuvo obrando en nuestros medios. Los siguientes extractos de un mensaje del Espíritu Santo es un ejemplo típico de la manera en que Dios nos estaba preparando para la obra especial de usar nuestra Iglesia como un medio para citar la gloriosa Asamblea Solemne que rompería el yugo de opresión que se ceñía sobre nuestros cuellos, y así volver a estar libres una vez más. Este mensaje e interpretación fue pronunciado el 17 de enero de 1990. "Mis hijos, os dije que en breve, me movería. Vosotros no comprendéis este movimiento, pero os pido que estéis atentos a Mi obra, ya que haré cosas grandes entre vosotros. He escogido a muchos sobre quienes he obrado de modos extraños. Ellos sufrirán mucho, pero cuando Mi gloria venga, seré glorificado por ellos. He escogido a los que se han preparado a sí mismos para el tiempo en el cual me moveré, pues tus guiaré a Lugares que muchos desconocen, y ellos podrán soportar las cosas por las cuales habrán de pasar. No temáis, manada pequeña No temáis. Buscad mi rostro continuamente. Ejecutaré la gran obra que os dije. Muchos han determinado jugar sus propios juegos. Pero yo todavía estoy obrando entre vosotros; buscad mi ros/ro. Cuando las cosas os estén yendo mal, orad, llevad lodo al trono de la gracia, y la respuesta vendrá. No llevéis vuestras preocupaciones al mundo. El mundo no os podrá dar nada, pero Yo sí puedo derramar Mis bendiciones sobre vosotros. Mis hijos, alzad vuestros ojos al cielo, porque nuestra redención está cerca".

Un ministerio de pañuelos ungidos fue iniciado y continuó a través de toda la Asamblea Solemne. Muchos pañuelos fueron ungidos en oración y enviados a personas enfermas que vivían bien lejos. Dios bendijo este ministerio y muchos testificaron haber recibido sanidad divina. Más de 3 mil pañuelos ungidos en oración fueron preparados por la Iglesia del Sur de Cleveland y llevados a la Asamblea Solemne.

El ministerio de oración y creencia en Dios para la ejecución de una obra especial, la cual dijo que haría, fue sazonada con predicaciones y enseñanzas ungidas de la Palabra de Dios entre nosotros. Muchos acontecimientos insólitos ocurrieron durante esos años de preparación y espera en Dios. Es más que suficiente mencionar estos pocos eventos aquí como un medio descriptivo para comunicar al lector el magno movimiento de Dios sobre esta congregación, la cual no era una perfecta. El estado perfecto del Cuerpo todavía no ha sido logrado. Sólo nos humillamos como congregación, con el propósito de obedecer a Dios a nuestra mejor habilidad. Dios, por decreto divino, había determinado usamos para Su propósito divino. Lo menos que uno podría hacer bajo tales circunstancias, era obedecer a Dios. Este en realidad era nuestro único fin. El ser una parte de esta congregación sencilla ha sido un privilegio humilde, aunque extraño.

La publicación de este tratado ha sido aprobada por el Comité Editorial de Doctrina.

Pasado Supervisor General POR Robert J. Pruitt

Un Libro de Memorias Cap. 7

CAPITULO SIETE

EL LLAMADO A UNA ASAMBLEA SOLEMNE

Joel 1: 13-15 declara: "Ceñías y lamentad, sacerdotes; aullad, ministros del altar; venid, dormid en sacos, ministros de mi Dios• porque quitado es de la casa de nuestro Dios el presente y la libación. Pregonad ayuno, llamad a congregación [asamblea]; congregad los ancianos y todos los moradores de la tierra en la casa de Jehová vuestro Dios, y clamad a Jehová. ¡Ay del día! porque cercano está el día de Jehová, y vendrá como destrucción por el Todopoderoso". Joel 2: 15-17: "Tocad trompeta en Sión, pregonad ayuno, llamad a congregación [Asamblea Solemne], Reunid el pueblo, santificad la reunión, juntad los viejos, congregad los niños y los que maman: salga de su cámara el novio, y de su tálamo la novia Entre la entrada y el altar, lloren los sacerdotes, ministros de Jehová, y digan: Perdona, oh Jehová, a tu pueblo, y no pongas en oprobio tu heredad, para que las gentes se enseñoreen de ella. ¿Por qué han de decir entre los pueblos: Dónde está su Dios?"

La convocación para una Asamblea Solemne vino el día 25 de abril de 1993, exactamente tres meses antes del gran evento. No obstante, la real convocación de la misma fue proclamada aproximadamente 2,700 años antes a través del profeta Joel cuando profetizó de los eventos de los últimos días. Dios habla impresionado sobre la Iglesia tan temprano como para el año 1984 respecto a la necesidad de una Asamblea Solemne. En la conclusión del informe del Comité de Asuntos y Preguntas ante la 79na Asamblea (1984), ellos presentaron el siguiente asunto ante la Asamblea, el cual es citado aquí como extractos: "Aunque es nuestro sentir que todos los asuntos a los que hemos dado atención durante el curso de nuestras reuniones este año son importantes, en la opinión de este Comité, hay uno que eclipsa todos los demás. Es uno que el Espíritu Santo trajo de manera muy enfática ante nuestra atención en la primera reunión de este año de Asamblea, la cual se condujo en el mes de enero. Su necesidad encuentra expresión en Joel 2:15-17: "Tocad trompeta en Sión. Pregonad ayuno, llamad a congregación. Reunid al pueblo, santificad la reunión, juntad los viejos, congregad los niños y los que maman: salga de su cámara el novio, y de su tálamo la novia. Entre la entrada y el altar, lloren los sacerdotes, ministros de Jehová, y digan: Perdona, oh Jehová, a tu pueblo, y no pongas en oprobio a tu heredad, para que las gentes se enseñoreen de ella. ¿Por qué han de decir entre los pueblos: Dónde está su Dios?" Este Comité está consciente de que no hay una necesidad mayor de traer ante la atención de esta Asamblea la necesidad de arrepentirnos... Con el permiso de nuestro Moderador, sugerimos que esta porción de nuestro informe sea aceptada, no por medio de una moción y su secundación, sino por medio de que todos los presentes en esta Asamblea caigan sobre sus rodillas ante el Señor.... "

Aunque todos se arrodillaron a orar después de esa invitación, el subsiguiente estilo de vida mundano de nuestro pueblo dejó ver que no se verificó un arrepentimiento genuino en esa ocasión. Cinco años más tarde (1989), se condujo una Conferencia de Oración inmediatamente después de los ejercicios de clausura del Instituto de Entrenamiento Bíblico. No se vio ningún resultado especial después de la conferencia de oración. Dios habló a la Iglesia muchas veces instándonos a la humillación. El Espíritu Santo siguió exponiendo repetidos mensajes y llamando al arrepentimiento pero en general fueron ignorados. Así como Dios había hablado previamente respecto a que: “Este es mi tiempo”, de seguro que el tiempo de cumplir la profecía ya había llegado. La plataforma o escenario había sido preparado para una liberación gloriosa. Sólo aquéllos que fueron lo suficientemente valientes en su determinación de obedecer y buscar a Dios en oración y ayuno, experimentarían tal liberación del yugo opresor del gobierno y doctrina del hombre.

El llamado a una Asamblea Solemne, el cual fue articulado por Dios a través de Su Espíritu el día 25 de abril de 1993, fue la culminación del período de siete años de la búsqueda de Dios de parte de Sus escogidos o llamados. Dios había avisado y preparado un pueblo a través del cual proclamarla este llamado profético y divino. Esta convocación vino mediante un mensaje en lenguas de una serie de mensajes que comenzaron el día 3 de febrero de 1993. Lo único que tenía que hacer este cuerpo de personas ahora era correr con el mensaje en obediencia al mandato del Espíritu Santo.

El mensaje del Espíritu Santo es bastante extenso, y por eso no lo citaremos aquí palabra por palabra. Aquéllos que lo deseen, pueden encontrar el mensaje registrado en su totalidad en la edición de La Luz Vespertina de junio de 1993 en inglés. El primero y segundo mensajes son breves en comparación. Sus articulaciones son expuestas subsiguientemente. El primer mensaje vino el día 3 de febrero de 1993. "Oíd, oíd. Os hablaré tres veces. Esta es la primera vez. Estad atentos y no dejéis pasar por alto nada. Jerusalén, la ciudad capital, yace en ruinas. El enemigo se infiltró en ella. Hay aberturas en sus murallas. Sus doncellas han sido violadas. Sus mancebos han sido asesinados. En el palacio del rey hay gran pavor. Están estrujándose sus manos y no saben qué hacer. Desconocen lo que esta pasando. Los carneros han dado cabezadas tan fuertes que han hecho roturas en las murallas. Estad atemos, escuchad, oíd. Mi ira está encendida. Jehová Dios está airado. Este es mi tiempo. Hijos, levantaos en el poder del Dios viviente. Dejad que mi gloria y poder se muevan. Hay una pequeña hendedura en la pared Salid por ella y entrad a la batalla; no a una batalla carnal, sino a una espiritual. No esperéis por más tiempo. Ya llegó la hora. Hay dos mensajes más por venir. Sed receptivos a mi Espíritu. Mi manada pequeña. Mi manada pequeña, Mi manada pequeña, congregaos alrededor de mi estandarte (bandera). Mi verdad no fracasará. Todavía sois mi novia".

El segundo mensaje vino el día 11 de abril de 1993. Fue un poco más detallado, pero no tan claro que supiéramos cómo responder sin la información e instrucciones detalladas contenidas en el tercer mensaje. Lo registramos aquí en su totalidad como sigue: "Oíd. Oíd. Yo Jehová Dios, soy quien hablo. He aquí, he aquí, este es el segundo mensaje. He aquí, os digo que el tercer mensaje vendrá pronto, en unos cuantos días. Estad atentos: estad atentos, estad atentos. No tardará. No tardará. Sí, yo fui quien endurecí el corazón de faraón, e hice que saliera de la ciudad para que persiguiera a mi pueblo. Pero, oh, yo fui quien los sepulté a todos en las aguas. Si, os estoy hablando una palabra de ciencia. Vendrá un gran endurecimiento sobre el corazón de muchos. No podrán detener los actos que habrán de hacer. No podrán impedirse a sí mismos. Ellos habían planeado retractarse, pero os digo que Yo he endurecido sus corazones, he endurecido sus corazones. Tengo que hacer una obra breve. El tiempo es corto. Oíd, Oíd, Oíd. Sí, os estoy hablando a vosotros, novia mía, os estoy diciendo ahora: Yo he abierto vuestros ojos para que vean. Si sólo pudierais ver lo que yo veo: he aquí, si vosotros pudierais ver, si sólo pudierais ver lo que mis ojos ven, os digo que habría gran llanto entre vosotros. Habría un gran lamento entre vosotros. Sí, oíd con diligencia el mensaje. Pues ciertamente que me estoy moviendo en medio de mi Iglesia, pueblo mío. Sí, estoy desilusionado. Estoy muy desilusionado. He aquí os digo, mi pueblo está sentado en lugares de muerte, y rehúsan salir fuera. Mi Espíritu los ha llamado, pero rehúsan salir fuera. Ellos se quejan, argumentan, oran y lloran, pero han rehusado, han rehusado atender mi llamado. He aquí, os digo que vendrá una gran sacudida, vendrá una gran sacudida. Os hablo estas cosas para que estén informados, y para que cuando ocurran, estéis firmes en vuestros corazones. Sí, viene una gran división. Os digo que hay dos partes divididas, está ocurriendo una gran guerra. Sí, os digo que la guerra ha comenzado. Una guerra sin cuartel está por desatarse, y vosotros, mis amigos, habéis sido sorprendidos en el medio. Pero yo os digo, levantad vuestras voces y dad aclamaciones. Decid: 'Es tiempo de unirse en el nombre de Jehová Dios•. Sí, el tercer mensaje vendrá en breve, de aquí a solamente unos días. Escuchad, escuchad pues os hablaré un último mensaje para instruiros. Viene de camino una unción especial. Sí, hay algunos en vuestros medios a quienes usaré poderosamente, dice Jehová Dios. Proclamad estas palabras y decidle a mi pueblo que salgan fuera, que salgan y se unan".

Los primeros dos mensajes fueron como una introducción del tercero. Estos son algo así como un resumen del tercer mensaje que fue expuesto. Hay tres componentes básicos en ellos: Primero, una advertencia de la ira de Dios contra Su pueblo por haber apostatado, una advertencia de que Dios nos llamó para una obra especial, y una orden para ejecutarla. Resumiendo, los líderes apóstatas se habían introducido en la Iglesia. Su liderato se habla concentrado en dirigir al pueblo fuera del propósito de Dios, quien los había amonestado para que se arrepintieran, pero habían rehusado. El levantó un remanente para que guiara a Su pueblo de vuelta a La senda estrecha. El llamado era para que se reunieran en un acuerdo para buscar la voluntad divina y regresar de nuevo a la verdad de Dios. Una sentencia del juicio divino vendría sobre todos los que rehusaran obedecer.

El segundo mensaje habló acerca de "los lugares de muerte" sobre los que las gentes estaban sentadas. Esto se refiere a la atmósfera seca y formal que prevalecía en la mayoría de nuestras iglesias para ese tiempo. El Espíritu dijo además que había una gran ruptura, y que dos partes estaban divididas. Esto está en armonía con la profecía de Zacarías 13:8: "Y acontecerá en toda la tierra, dice Jehová, que las dos parles serán Jaladas en ella, y se perderán; mas la tercera quedará en ella". Sin duda alguna que esto es a lo que Dios se refirió cuando dijo: " ... He aquí, si vosotros pudierais ver, si sólo pudierais ver lo que mis ojos ven, os digo que habría gran llanto entre vosotros. Habría gran llanto". La Asamblea Solemne se convocó con el nombre de La Iglesia del Dios Viviente, así como el Espíritu había dicho. El tiempo para la Asamblea Solemne había sido predicho por el Espíritu Santo, se congregaría tres días en el séptimo mes. El Auditorio estaba disponible para ser alquilado el séptimo mes, lo cual coincidía precisamente con el 70mo aniversario de la fecha del 1923, que fue el año para el cual La Iglesia de Dios se sacudió de sí el yugo de la constitución o decretos inventados por el hombre, quedando libre de ellos después de la primera división.

La razón para la convocación de la Asamblea Solemne también fue expuesta por el Espíritu Santo, el cual dijo: “¿Por qué una Asamblea Solemne? Oh, Monte Carmelo, Monte Carmelo, Monte Carmelo. Examina mi Palabra. Sí, el tiempo ha llegado en el cual mi pueblo ha de conocer quién es su Dios, quién es el Verbo, cuál es la Verdad'. Así como el Profeta Elías había confrontado al Israel apóstata para demostrarles quién en realidad era el Dios Vivo, una exhibición semejante estaba tomando lugar en La Iglesia de Dios. Una vez más el Dios vivo estaba rescatando la Iglesia de las manos de carne y poniéndola bajo Su control. Esto fue lo que El dijo que haría en la Asamblea del 1986. El cumplimiento de Su Palabra estaba viniendo a ser una realidad.

El Espíritu Santo también nos amonestó en relación a la reacción del liderato apóstata, informándonos sobre cómo responder. Citando el mensaje del Espíritu Santo, Dios dijo: " ...esto causará una gran revolución en la Iglesia. He aquí yo os hablo ahora y les digo que saldrán con gran furia contra vosotros. Oh, os dije que he endurecido sus corazones .. Sí, decidle a los ancianos que dejen este movimiento tranquilo ... Oh, decid/es que si tratan de impedirlo, la muerte los visitará. Decidle a los ancianos que es mejor que dejen este movimiento tranquilo". El mensaje continuó con instrucciones adicionales: “Volarán juera de la ciudad. Pero, he aquí os digo que no os podrán hacer daño...Decidle que esto es lo que Dios ha dicho...Citad el consejo de Gamaliel Dejaos de estos hombres, y dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los hombres. se desvanecerá; mas si es de Dios, no la podréis deshacer; no seáis tal vez hallados resistiendo a Dios" (Hch. 5:38. 39).

El liderato apóstata tuvo su oportunidad y le falló a Dios. El nos recuerda a nosotros de esto en las siguientes palabras: "Puede un ciego guiar a otro ciego? ... Mis líderes no conocen el movimiento de Mi Espíritu...Sí, Mis hijos, cuando mi siervo Moisés descendió de la montaña, encontró al pueblo sumido en la idolatría. Sí, os digo que yo he descendido de la montaña ... He aquí que he encontrado a mi pueblo prostituyéndose. Sí, ellos se han hecho para sí mismos imágenes de oro, si, sí, así dice Jehová Dios, estoy contra ellos ... Se han inclinado a los dioses de es/e mundo ... su pecado está delante de mí. Están desnudos ante mis ojos .. .Así como mi siervo Moisés clamó en aquel día diciendo: '¿Quién está de/lado de Jehová?• .. Sí, yo llamo ahora diciendo: ¿Quién está de lado de Jehová? ... Ay de los pastores que dispersan Mi rebaño. Sí, los vomitaré de mi boca. ¡TEMED, TEMED AL DIOS VTVO!" El continuó recordándonos que ellos le habían desobedecido en otras cosas también. El mensaje continuó diciendo: .... decidles, ¿no he ordenado Yo la convocación de una Asamblea Anual? ¿No ordené Yo que mi pueblo subiera una vez al año para reunirse conmigo? Ellos han violado Mis mandamientos". La fecha de las Asambleas Anuales fue cambiado en el 1991 a una Asamblea de cada dos años. Tal cambio sería efectivo después de la siguiente Asamblea (1 992), dejando fuera el año 1993. Dios nos estaba recordando que Su plan original incluía una Asamblea Anual. Cuando los apóstatas cambiaron la convocación de la Asamblea General de cada año a una de cada dos años, ellos violaron Su mandamiento. Dios es soberano. Nadie puede decirle que no intervenga en los asuntos de los hombres. El no sólo mostró al liderato apóstata que El CONVOCARIA una Asamblea en el año que ellos no lo hicieron, sino que convocó dos Asambleas en el año que ellos violaron Su mandato de no celebrar una Asamblea-la Asamblea Solemne y también la 88va Asamblea General. La razón que los líderes descarriados dieron para cambiar la Asamblea Anual a una de cada dos años fue una de propósitos financieros. No obstante, la razón obvia fue la de armonizar la Iglesia con la estructura denominacional para sus futuros planes de procurar la unidad ecuménica. Ya ellos habían rechazado la exclusividad de la Iglesia de Dios; así que, obviamente esa era la avenida que se habían propuesto seguir.

Esos fueron tiempos de prueba para aquéllos que se inclinaron a hacer el bien y adherirse a la revelación de la Iglesia de Dios. Cuando esta revelación f11e nublada por los vientos contrarios a la doctrina, algunos estaban teniendo un tiempo muy difícil en ser leales al gobierno central de la Iglesia. Sin la dirección divina, ellos estaban confundidos en relación a lo que deberían hacer. Algunas congregaciones se desligaron a si mismas de la organización apóstata y se fueron independientes para esperar por la intervención divina de Dios, pues no pudieron continuar sosteniendo la metamorfosis o cambios introducidos por los vientos contrarios a la sana doctrina y contrarios a las Santas Escrituras. El Espíritu Santo les habló diciendo: "He aquí, algunos han presumido .. .He aquí, digo que algunos se han liberado. Ellos han presumido que eran los únicos que habían quedado, pero sí, Yo le dije a mi siervo Elías que habían siete mil que no se habían inclinado. Se os digo, pueblo Mío, hay muchos, un pequeño remanente que no se ha inclinado. Sí, hablo a los que se han apartado de los apóstatas, decidles que es tiempo de regresar a la verdad Decidles que se congreguen conmigo en Asamblea Solemne".

La Asamblea Solemne fue el medio que Dios usó para liberar Su pueblo. El Profeta Sofonías también habló de la Asamblea Solemne cuando dijo: "Reuniré a los fastidiados por causa del largo tiempo; tuyos fueron, para quienes el oprobio de ella era una carga He aquí, en aquel tiempo yo apremiaré a lodos los opresores; y salvaré a la coja, y recogeré la descarriada; y pondré/os por alabanza y por renombre en todo país de confusión" (Sofonías 3:18, 19). El profeta dijo que Dios apremiaría a todos los que nos afligieron durante tal convocación. Un mensaje del Espíritu Santo vino a través de un evangelista en el estado de Arkansas el23 de febrero de 1993, elijo en parte: " ... este es el año de Jubileo para Mi Iglesia. No temáis ... porque aun ahora estoy operando enmiendas por los daños que el enemigo os ha causado .. .pues es necesario que posea un pueblo santo que levan/e Mi estandarte de santidad y lo defienda por amor a mi Nombre ... lo que he hablado de cierto acontecerá en un lapso de un año". Muchas personas estaban muy desalentadas y tristes. Estaban sufriendo por las cosas que habían venido sobre La Iglesia de Dios. Su dolor se tomarla en gozo, pues Dios había prometido una gran sanidad allá. Su Palabra a través de los profetas también había prometido una gran sanidad para la Iglesia. A medida que este llamado para la Asamblea Solemne salía para afuera invitando a las gentes, su fe y ánimo comenzó a levantarse. Muchos estaban listos y esperando ansiosamente que esa sanidad y restauración se verificara entre nosotros. El Salmo 30:5 declara: " ... por la tarde durará el lloro, y a la mañana vendrá la alegría". La extensa y tenebrosa noche estaba por terminar para todos los que soportaron el peso del sufrimiento mientras permanecían firmes en las "sendas antiguas". La mañana se aproximaba y con ella, el gozo de Jehová sería restaurado.

La publicación de este tratado ha sido aprobada por el Comité Editorial de Doctrina.

Pasado Supervisor General POR Robert J. Pruitt

Un Libro de Memorias Cap. 5

CAPITULO CINCO

LOS PREOCUPADOS POR LA DOCTRINA BIBLICA

La Asamblea del 1992 llegó y pasó. Una multitud de almas frustradas fueron dejadas en su desvelo. Muchos que habían esperado por una articulación más clara respecto a los cambios, quedaron confundidos, pero el remanente fiel permaneció muy firme y resistiendo todo cambio doctrinal; siempre en defensa de "la fe que ha sido una vez dada a los santos". Hasta ahora, podía verse con claridad que el cambio doctrinal era inevitable. La Iglesia de Dios genuina, los santos fueron impulsados a buscar de Dios para la intervención divina. El espíritu de la profecía estaba en operación entre el pequeño remanente a medida que comenzaba a formular planes para congregarse, para tener comunión, para recibir nuevas fuerzas y para buscar la dirección de Dios.

Como es cierto en todas las interacciones humanas, unos cuantos lideres emergerían de entre las multitudes de personas para guiarlas de alguna manera sistemática. Este fue el caso entre los Preocupados. Algunos pastores y ministros prominentes comenzaron a tirar el fundamento para una serie de reuniones entre los Preocupados. La primera de tales reuniones se condujo en Jonesboro, Arkansas, los días 14-16 de octubre de 1992. Esta reunión fue concurrida por aproximadamente 250 personas de 17 diferentes estados. La reunión estuvo saturada del poder del Espíritu Santo y Su unción era una realidad en cada sesión. Esta fue la reunión de organización inicial de los Preocupados. Los puntos esenciales de esta rcw1ión incluyeron la selección de representantes para los Preocupados, un secretario y tesorero el inicio de una carta circular mensual y la formulación de una declaración de identidad y propósito. El nombre del grupo fue cambiado de Los Preocupados a Los Preocupados por la Doctrina Bíblica.

Seis representantes fueron escogidos para que fueran ante el Supervisor General para hacerle ver los agravios de los Preocupados. EJ nombre que se le dio a la carta circular mensual fue La Luz Vespertina (The Evening Light, en inglés). Se adoptó la declaración de identidad y propósito. Los detalles más interesantes de dicha declaración son expuestas aquí en estos extractos:

IDENTIDAD

Los Preocupados es un grupo de ministros, miembros y amigos de la Iglesia de Dios de la Profecía quienes están dedicados a la defensa y preservación de la iglesia. Hasta ahora, este grupo ha permanecido relativamente anónimo para proteger los individuos envueltos de las represalias de parte de aquéllos que están contra ellos y su propósito. Hubiera sido fácil para los que estaban en autoridad tratar con el pequeño grupo en su infancia uno por uno antes de que estuviera lo suficientemente fuerte como para ser destruido.

Pero ya era Tiempo de salir al público y dar a conocer su presencia. Eltiempo.es breve, la hora avanzada y la Iglesia tiene que ocuparse de sus negocios a fin de concluir el trabajo y prepararse para la venida del Señor.

Este grupo de personas preocupadas estaba entregado a la tarea de preservar, en estos tiempos cambiantes, aquellas enseñanzas doctrinales de la Biblia que le fueron reveladas a A. J Tomlinson y progresivamente a la Iglesia a través de los años. Estas siguen siendo las mismas hoy como lo fueron ayer, pues son el ancla y la palabra eterna de Dios. No hay intención de cambiar la doctrina sino por el contrario fortalecerla con predicaciones y enseñanzas, siempre contendiendo eficazmente por "la fe que ha sido una vez dada ú los santos" (Judas 3). Esto incluye su doctrina enseñanzas y consejos.

Por cuanto la teocracia no fue seguida en la, últimas dos asambleas, nosotros, los Preocupados, levantamos nuestra voz sonora y unificadamente más bien que recurrir al intento fragmentado, regado, aislado e ignorado para conseguir la atención de aquéllos en posiciones de autoridad. Consideramos que no podemos someternos a un hombre o grupo de hombres quienes rehúsan escuchar a la "multitud de consejeros" (Pr. 11:14, 15:22). A una voz, podemos decir: "Prometemos alianza a la bandera de nuestra Iglesia y a la doctrina que ella representa ... "

Los Preocupados no fue algo que emergió con planes de antemano, sino uno que emergió de entre las personas que tuvieron preocupaciones comunes en relación a que la Iglesia comenzara a ver la necesidad de tomar alguna clase de acción definida para impedir su desvió de la revelación divina y compromiso terrenal con Dios y Su Palabra. Este grupo no dirige sus decisiones y acciones contra ningún individuo o personas de por sí ni tampoco contra la administración de la Iglesia de manera personal; por el contrario, levanta su voz contra cualquier y todo desvío e infracciones que tiendan a tergiversar, contradecir, negar, omitir o dejar de abrazar el llamamiento declarado, revelación, propósito y compromiso de la Iglesia de Dios de la Profecía.

PROPOSITOS

Los propósitos del grupo conocido como Los Preocupados podría ser resumido en dos palabra y: información y apelación. Los Preocupados se esforzaron en mantener su complexión por medio de informarse de los asuntos que acontecieran den/ro de la Iglesia de Dios de la Profecía y que pudieran amenazar o ser nocivos a su salud de alguna manera. Haría todo el esfuerzo posible de deji11ir y explicar tales cosas que pudieran ser introducidas de manera vaga o sutil, que quieran pasar desapercibidas o producir malentendidos, las cuales podrían resultar en perjuicio a la causa de Cristo y la iglesia.

Los Preocupados harían una apelación ante la Administración General de la Iglesia y ante cualquiera de los otros administradores o personas de responsabilidad para ver si podían corregir los errores de infracciones que fueran dignos de consideración.

Un Plan de Acción de cinco puntos fue expuesto al final de esta declaración de identificación y propósito, que básicamente contenía información para mantener a los constituyentes al día y para animar el respaldo por los Preocupados.

Aunque el Supervisor General asistió a una sesión con algunos miembros de su facultad su propósito fue desanimar el grupo en la causa que perseguían.

Esta reunión será recordada por todos los que concurrieron durante mucho tiempo. Un espíritu renovador de amor y aprecio fue evidente entre todos. El ••sentir" antiguo de La Iglesia de Dios se podía palpar en el aire. La misma atmósfera parecía estar cargada de la presencia divina. Se notó especialmente que el espíritu de la Iglesia volvió a ser "redescubierto".

Subsiguiente a cs1a reunión, muchas cartas fueron enviadas y muchas llamadas telefónicas fueron hechas en todo el país a nuestros amados hermanos en el esfuerzo de estimular sus almas y animarlos a pelear la buena batalla de la fe. La primera edición de la carta circular en ingles: "The Evening Light- La Luz Vespertina-fue publicada y despachada por correo en noviembre, con una circulación inicial de 125 copias. Esta fue muy bien recibida. Fue copiada y recopilada para que otros recibieran las buenas noticias. Dios estaba obrando entre Su pueblo a medida que se esforzaban en obedecerle y ser leales en medio de las persecuciones de parte de aquéllos quienes malentendieron Su causa de seguir firmes en defensa de Su Santa Palabra.

Las consecuencias de esta reunión resultaron en la revocación de las licencias de varios ministros. Algunos perdieron sus pastorados u otras posiciones como un ejemplo en el esfuerzo de obligar los demás a la sumisión. Pero estas acciones Jo que hicieron fue reavivar los fuegos de la determinación en el remanente para continuar arraigados en pro de la verdad.

La segunda reunión de impor1ancia mayor fue programada para los días 20-22 de enero de 1993 en Bessemer, Alabama. A medida que esta reunión se promovía, varios supervisores de estado de la oposición escribieron cartas a sus pastores pidiéndoles que no concurrieran. Algunos fueron amenazados con acción disciplinaria si Jo hacían. Pero la reunión fue bien concurrida por aproximadamente 800 personas de 24 diferentes estados. Algunos estimaron que la asistencia fue de alrededor de 1,000 personas. Esta reunión fue principalmente para tener confraternidad y para adorar a Dios. No se tomaron acciones notables en esta reunión. Algunos sugirieron la reorganización en una nueva iglesia o institución, pero no se mostró suficiente interés hacia tal movimiento para esta ocasión. Aunque ese era el plan de Dios eventualmente, el tiempo todavía no era el más propicio para El restablecimiento Su Iglesia y la teocracia. Esta acción tomó lugar en julio durante la Asamblea Solemne conducida en cumplimiento directo .con el mandato de Dios y de la profecía. La convocación de una Asamblea Solemne todavía no era conocida de nosotros para ese tiempo. Dios nos llamó a la conducción de este evento un poco más tarde.

La tercera reunión de importancia fue conducida en Lexington, Kentucky, los días 6-8 de mayo de 1993. La asistencia a esta reunión fue estimada en 250 personas más o menos, con delegados de por lo menos 16 diferentes estados.

Esta fue otra reunión de gran estímulo para nuestras almas, pues para ese tiempo estábamos bajo un terrible tiroteo. Lo más resaltante de esta reunión fue el poderoso movimiento de Dios a medida que nos hablaba desde el cielo. Fue algo maravilloso, y Dios nos identificó como Su jurado y el veredicto que se pasó fue que la presente administración era culpable de apostatar y de desviarse de la teocracia. Fuimos dirigidos del Espíritu para hallarlos "CULPABLES" ante la gran corte del cielo que estaba en sesión en aquel día memorable. El triste hecho fue que el Dios Todopoderoso estaba ejecutando una cirugía en Su Cuerpo. La Iglesia de Dios, y cortando a algunos que habían sido rebeldes en sus transgresiones contra EL Un inmenso espíritu de llanto y dolor intenso se posó sobre la congregación a medida que oraban y agonizaban en una extensa sesión delante del trono de Dios, intercediendo por las almas de sus amados hermanos y hermanas con quienes habían trabajado por tantos años. La última de las reuniones se condujo los días 14-16 de mayo de 1993 en Colorado Springs, Colorado. Aproximadamente 200 personas concurrieron y cerca de 12 estados estuvieron representados. Prevalecieron poderosas predicaciones y adoración ungida a través de toda la reunión. Un hermano fue inspirado del Espíritu para citar la escritura donde Cristo le dijo a los judíos: • Des1ruid este templo y en tres días lo reedificaré ". Después de esta cita hubo una poderosa manifestación de regocijo entre la congregación a medida que el Espíritu se manifestaba entre ellos. Algunos de los que han vuelto a examinar estas escenas consideran que Dios estaba utilizando esto para señalar hacia la restauración de la Iglesia en los tres días de la Asamblea Solemne por venir.

Los Preocupados por la Doctrina Bíblica fue en realidad un grupo que Dios levantó para hacer una obra específica en la preservación de la Iglesia a través de uno de sus tiempos más difíciles. El Espíritu Santo dio un mensaje llamando la Iglesia a una Asamblea Solemne. y dijo específicamente que Dios los había levantado, y nos amonestó a que ni siquiera les señalaran con el dedo (evidentemente queriendo decir que no los acusáramos ni los ridiculizáramos). Aunque ellos cometieron errores así como la mayoría de grupos de seres humanos lo hacen, por lo general, obedecieron a Dios y cumplieron con su misión. Su última declaración oficial vino durante la Asamblea Solemne en forma de su reporte ante ese cuerpo. Lo citamos aquí para propósitos históricos: Las bases sobre las cuales Los Preocupados vinieron a la existencia, fue para la preservación de la doctrina. A pesar de haber hecho esfuerzos agotadores para asegurar explicaciones o respuestas a las desviaciones obvias de la doctrina y de la teocracia, éstos fueron rechazados e ignorados. La única avenida a seguir después, a fin de traer ante el foco los desvelos ante la membresía en general, fue la acción legal. Con el fin de mantener la investigación e información, y para preservar la doctrina, el grupo de "Los Preocupados" vino a la existencia. Basado en los acontecimientos del U de julio de 1993 en Chattanooga, Tennessee, la misión de '"Los Preocupados" había concluido, y se procedió a disolver los representantes de dicho grupo.

Todos los fondos de la cuenta de "Los Preocupados'" fueron sometidos a la tesorería de la iglesia la suma ascendió a $3,618.39. La plena autorización del uso de La Luz Vespertina fue promovida y autorizada por Los Preocupados. Los nombres de sus representantes fueron incluidos al final de esta declaración.

El período de los once meses desde el 20 de agosto de 1992 hasta el 25 de julio de 1993, fue uno singular en la Iglesia. Fue un tiempo de permanecer a la guardia o defensa de la Iglesia de Dios y su preciosa doctrina, la cual amamos tanto. Durante ese tiempo hubo comunicación intensiva a través de una serie de reuniones, correspondencias, llamadas telefónicas y visitación entre unos y otros. El tema general fue el de permanecer en las "sendas antiguas", en conformidad con Jeremías 6:16. Ese breve lapso de tiempo fue en cumplimiento de la profecía registrada en Malaquías 3:16, 17: •'Entonces los que temen á Jehová hablaron cada uno á su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fué escrito libro de memoria delante de él para los que temen á Jehová, y para los que piensan en su nombre. Y seran para mi especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día que yo tengo de hacer: y perdonaré/os como el hombre que perdona á Sil hijo que le sirve".

La publicación de este tratado ha sido aprobada por el Comité Editorial de Doctrina.

Pasado Supervisor General POR Robert J. Pruitt

Contactenos